Menú

200 niños y niñas de Peñalolén fueron beneficiados gracias al voluntariado de UW Chile y Deloitte

Uno de los últimos voluntariados que realizaron en conjunto fue el que benefició a 200 niños y niñas de dos jardines infantiles de la comuna de Peñalolén “Rayito de Luz” y “Montahue”, gracias a esta alianza los niños compartieron y aprendieron de los diversos talleres educativos realizados por cerca de 100 voluntarios que llegaron hasta estos establecimientos, para desarrollar talleres que potencien sus aprendizajes, tales como:  taller de cocina, elaboración de títeres de papel, juegos recreativos y pintacaritas.

Cada día son más las empresas que se suman al Voluntariado Corporativo desde sus áreas de inversión social y poco a poco lo están incorporando dentro de sus estrategias de sostenibilidad. Una de las que ha entendido la relevancia de participar en acciones de apoyo a la comunidad es la empresa Deloitte, quien cada año cuando realizan su Impact Day, invitan a sus colaboradores a integrarse a las actividades que articula United Way Chile, Corporación encargada de generar proyectos que van en beneficio directo de niños, niñas, adolescentes y familias con mayores brechas sociales, económicas y educativas.

Uno de los últimos voluntariados que realizaron en conjunto fue el que benefició a 200 niños y niñas de dos jardines infantiles de la comuna de Peñalolén “Rayito de Luz” y “Montahue”, gracias a esta alianza los niños compartieron y aprendieron de los diversos talleres educativos realizados por cerca de 100 voluntarios que llegaron hasta estos establecimientos, para desarrollar talleres que potencien sus aprendizajes, tales como:  taller de cocina, elaboración de títeres de papel, juegos recreativos y pintacaritas.

Cabe señalar, que la responsabilidad social empresarial no sólo depende de la compañía, sino también de sus trabajadores. Bajo esta premisa, cada vez son más las compañías que incentivan a sus colaboradores a generar proyectos o apoyar diversas iniciativas sociales. De esta forma el Voluntariado Corporativo va en aumento, ya que ellos son quienes se empoderan y entusiasman con las iniciativas. Además, las actuales cifras nacionales avalan este fenómeno, ya que según la última Encuesta Nacional de Voluntariado y Solidaridad realizada por Fundación Trascender y Cadem indicó que un 36% de los chilenos declara que hacen algún tipo de voluntariado, cifra positiva, porque muestra un crecimiento importante respecto a la última medición en 2015, donde arrojó solo un 11%.

Si hablamos por ejemplo de los beneficios para la propia organización, hay que destacar que este tipo de voluntariado corporativo, acerca mundos, crea puentes y genera beneficios a los que participan dando y recibiendo a través de resultados positivos tanto en la empresa como en la comunidad. Los beneficiarios más habituales de estos proyectos son la infancia y juventud, junto con las familias de bajos ingresos y los inmigrantes.

Lo anterior se ve reflejado en la experiencia de United Way Chile, según explica su Directora Ejecutiva Alejandra Fuenzalida “este tipo de acciones fortalece la relación entre compañeros de trabajo y, también, el lazo que los colaboradores tienen con sus respectivos empleadores, generando un sentido de pertenencia y de orgullo de ser parte. En UW Chile tenemos un fuerte foco en la mejora de infraestructura y en apoyo al fortalecimiento de los programas educativos en jardines infantiles de sectores con mayores brechas sociales y en actividades con niños y niñas, hemos ido avanzando en un trabajo más integral con las familias, donde también desarrollamos programas vocacionales para los jóvenes y de emprendimiento para las madres trabajadoras”.

En tanto, Ricardo Briggs, CEO & Managing Partner de Deloitte Chile, quien estuvo presente en este voluntariado comenta que “el Impact Day es parte de nuestra estrategia global y este año hemos decidido focalizarnos en aportar a mejorar las condiciones educativas de los niños y niñas, esperamos dedicar más días a esto, ya que con estas acciones ganan las comunidades y también salen fortalecidos los colaboradores. Así que queremos continuar realizando más actividades en conjunto con UW Chile y vamos a invitar a los equipos a que comiencen a generar sus propios proyectos de ayuda social”.

Uno de los beneficiarios de este Impact Day fue el Jardín Infantil “Rayito de Luz” y su directora Gloria Vargas señala que “espero que se generen más acciones de este tipo, ya que es muy importante tanto para los niños y niñas como para los trabajadores, ya que además la dinámica de los talleres que realizan les aporta mucho a nuestros alumnos tanto a nivel educativo como psicomotor. Por eso, me gustaría motivarlos a que más personas se sumen a los voluntariados y así conozcan otras realidades”

Sin duda, queda demostrado que el Voluntariado Corporativo llegó para quedarse en Chile y que cuando ayudamos todos ganamos, la empresa, los colaboradores y quienes reciben estas acciones solidarias.

Déjanos tu comentario