Menú

Fundación Humaniza “abre puertas” a jóvenes en riesgo social

Por Luis Aravena Sanhueza

Cinco jóvenes del Liceo La Puerta de Colina viajaron a Isla de Pascua como premio por alejarse de las drogas y delincuencia. La ONG desarrolla talleres de apoyo en cuatro establecimientos con alumnos en situación de vulnerabilidad.

“Cierren los ojos y sueñen”, les dijo Marcia Tabak al centenar de alumnos del Liceo La Puerta de Colina. Muchos ignoraron el ejercicio escuchando música en sus aparatos electrónicos, otros desafiaron con que querían robar y consumir drogas. Hasta uno de ellos gritó “¡ir a la Isla de Pascua!”, desatando las carcajadas de sus compañeros.

“Estos muchachos sienten una profunda desesperanza con la vida. Me tomé en serio lo que dijo ese chico y les prometí que viajarían quienes decidieran cambiar sus vidas”, recuerda Tabak, directora ejecutiva de Fundación Humaniza.

Y así fue: el 21 de febrero pasado, cinco alumnos del colegio ubicado en Colina recorrieron Rapa Nui durante cuatro días. El viaje fue financiado con los recursos adjudicados por la ONG del 2% del Fondo Nacional de Desarrollo Regional de Deportes del Gobierno Regional. Mientras que la Gobernación de Isla de Pascua se encargó de los costos del tour y hospedaje.

La iniciativa que formó parte del programa “Creando comunidades: Una oportunidad para vencer la adversidad y optar a un futuro”, también se aplica en otros tres colegios de la Corporación Educacional de Colina. En ellos, atienden a niños y jóvenes en riesgo social, la mayoría son infractores de ley y padecen de adicción a drogas o alcohol. También reciben a madres adolescentes y chicos con familias disfuncionales.

A través de diversos talleres buscan aumentar la asistencia a clases, disminuir las detenciones y la deserción escolar. Incluso algunos estudiantes se encuentran trabajando. “Construimos puentes de amor y respeto para suplir las carencias afectivas y comprometer a los jóvenes en el término de sus estudios”, explica Tabak, quien lidera el equipo conformado por profesionales y 15 madres.

LOS “WILD CATS” DE COLINA

Wild Cats (Gatos Salvajes) del Manhattan Institute de Nueva York es un exitoso proyecto educativo de rescate de jóvenes en riesgo social. En 2002, los alcaldes de Colina y Las Condes replicaron el modelo en sus comunas para acoger a alumnos, de entre 11 y 20 años, que deciden, voluntariamente, finalizar sus estudios escolares.

Pocos años más tarde, una profunda crisis motivó el cierre del establecimiento ubicado en Las Condes. Además, el Mineduc y la Dirección del Trabajo investigaron una serie de irregularidades que significó la reestructuración de la sede de Colina.

El nuevo director, Gumercindo Gatica, comenta con orgullo que, el año pasado, diez de sus alumnos terminaron cuarto medio para rendir la PSU con el sueño de acceder a la educación superior. “En este colegio nadie sobra. Acogemos a todos los jóvenes que el sistema ha dejado de lado y los educamos para que le doblen la mano a sus historias”. 

Déjanos tu comentario