Menú

Acrecentar las alianzas para superar la pobreza

Hay variados esfuerzos que se han efectuado para cumplir con esta misión que nos hemos propuesto, en el pasado tuvimos y usamos una guía de la solidaridad y en las redes encontramos también otras iniciativas al respecto, sin embargo, igualmente hemos querido aportar esta nueva herramienta que la iremos enriqueciendo con el tiempo a la que hemos sumado el generoso aporte de la Fundación Pro Bono que asegura un acompañamiento confiable en este proceso.

Por Benito Baranda, Director Fundación Sociedad Anónima.

Los seres humanos solo sobreviremos como especie si desarrollamos cada día más la cooperación, nuestra misma naturaleza como organismo multicelular silenciosamente nos enseña que es por esa vía donde crecemos, nos sostenemos y logramos alcanzar un bienestar mayor, así lo hemos experimentado en familia, en el colegio, en la Iglesia, en la vida cotidiana, en las organizaciones sociales y las empresas. Nos necesitamos mutuamente y si lo hacemos bien eso es una fuente de realización, crecimiento y felicidad.

Para estimular esta colaboración en aquellos espacios donde las oportunidades no han sido similares, donde las adversidades para el desarrollo han sido mayores y donde las barreras han privado de libertad a muchas personas, es necesario vincular a quienes desean cooperar con aquellos que llevan adelante esta labor, relacionarlos desde el conocimiento y la confianza, desde los intereses de unos y de otros, y hacerlo de una manera no amenazante, informada, convocante, segura y transparente. Un camino que permite esto es que los donantes tengan acceso en un solo lugar a las diversas organizaciones que trabajan en los variados ámbitos donde aún queda mucho por hacer para que la dignidad de las personas sea reconocida y respetada, además donde obtengan apoyo especializado para que desde el punto de vista legal-tributario lo hagan de manera correcta, es a estos dos objetivos donde apunta la Guía de la Solidaridad.

Hay variados esfuerzos que se han efectuado para cumplir con esta misión que nos hemos propuesto, en el pasado tuvimos y usamos una guía de la solidaridad y en las redes encontramos también otras iniciativas al respecto, sin embargo, igualmente hemos querido aportar esta nueva herramienta que la iremos enriqueciendo con el tiempo a la que hemos sumado el generoso aporte de la Fundación Pro Bono que asegura un acompañamiento confiable en este proceso.

Hacernos parte de esta movilización solidaria, silenciosa, urgente, necesaria y transformadora nos regalará un mejor país, nos abrirá de manera comprometida y responsable a la vida de muchos y muchas que han llevado por tiempo prolongado vidas desesperanzadas, con despreocupación social y abandono, las vidas de ellos y ellas afectarán inevitablemente –y de manera positiva- las nuestras enriqueciéndolas y humanizándolas.

Déjanos tu comentario