Menú

Actores, poderes y superación de la pobreza

El lograr una superación de la exclusión social y pobreza en Chile, de manera permanente y sostenible, implica que todos los actores sociales cumplamos con nuestra responsabilidad de actuar con justicia, la transformación que requerimos no es solo económica sino también cultural ya que una de las desigualdades que más nos siguen afectando en Chile es la de ‘trato’ (PNUD, Desiguales 2017).

Por Benito Baranda, Fundación Sociedad Anónima

El lograr una superación de la exclusión social y pobreza en Chile, de manera permanente y sostenible, implica que todos los actores sociales cumplamos con nuestra responsabilidad de actuar con justicia, la transformación que requerimos no es solo económica sino también cultural ya que una de las desigualdades que más nos siguen afectando en Chile es la de ‘trato’ (PNUD, Desiguales 2017).

En este contexto Compromiso País aparece como un nuevo e importante intento de convocar a toda la ciudadanía y a los actores más relevantes de ella, a esmerarse de manera colectiva en la superación de aquellas pobrezas que permanecen, particularmente en los 16 grupos más vulnerables de personas, en donde todos estamos implicados. Un ejemplo de esto es la discusión que se ha levantado en los últimos días debido al asesinato de Camilo Catrillanca, a partir de lo conversado y discutido queda claro que las tensiones en ese territorio –parte de estos grupos definidos por Compromiso País- son de carácter cultural y político, y que su resolución involucra al conjunto de la sociedad chilena.

Para que efectivamente este Compromiso resulte, es necesario, por lo tanto, que todos los actores participen, en especial quienes hoy se ven afectados por la exclusión y la pobreza, es decir quiénes son parte de estos grupos vulnerables, sin la inclusión de ellos desde los inicios será muy poco probable que tengamos avances significativos en las próximas décadas. En segundo lugar, la comprensión del trabajo debe ser desde lo territorial y de carácter integral, teniendo presente la comunidad; en efecto no se puede actuar de manera parcial ni desarticuladamente, sería un despropósito y causaría más daño que beneficio. Por último, es fundamental hacer pública la metodología de trabajo que se seguirá, transparentar las reuniones sostenidas por cada uno de los grupos (para que así la ciudadanía contribuya y se sume), dar a conocer las metas y los tiempos para conseguirlas, y levantar permanentemente los logros en base a los testimonios de quienes van logrando superar la exclusión y pobreza; este camino conseguiría el gran logro de involucrar a más miembros de nuestra sociedad, a despertar el entusiasmo y compromiso que esta tarea implica.

Para esto sería apropiado contar con una página web donde encontremos todos los ciudadanos, organizaciones y los mismos servicios del Estado, una breve explicación de lo que significa y el diagnóstico específico, el trabajo (método) y la progresión (indicadores) que se ha va realizando, lo que queda por hacer y lo que estos grupos de trabajo van requiriendo al resto de la comunidad nacional.

Compromiso País puede abrirnos un importante espacio de transformación cultural para que la justicia y superación de la desigualdad pasen a ser parte del ADN e identidad de las nuevas generaciones de chilenos y chilenas, y en esto la sociedad civil tiene una gran responsabilidad. Con un trato justo y respetuoso, que reconozca la dignidad de cada persona y su igualdad dentro de la sociedad, seguramente seremos capaces de efectuar cambios fundamentales a la manera de vincularnos y lograremos la seguridad, confianza y justicia que tanto anhelamos.

Déjanos tu comentario