Amnistía Internacional y Corporación Opción desarrollarán proyecto “Este es mi cuerpo” que busca empoderar a jóvenes

El plan de trabajo, pensado hasta el 2020, conlleva diversos talleres que se realizarán en distintas ciudades del país. El objetivo del programa es que sean los/as propios/as jóvenes, quienes luego de conocer sus derechos, puedan replicar la información a sus pares, identificar aspectos en que estos no estén siendo respetados y diseñar sus propias actividades para incidir en un mayor respeto y protección de derechos.

Amnistía Internacional y Corporación Opción han firmado hoy un convenio de trabajo para desarrollar en conjunto el proyecto “ESTE ES MI CUERPO”, el cual está dirigido a jóvenes de entre 13 y 19 años, que tiene por objetivo empoderar a este grupo etario para que tomen acción y se empoderen en la promoción y defensa de sus derechos sexuales y reproductivos.

El plan de trabajo, pensado hasta el 2020, conlleva diversos talleres que se realizarán en distintas ciudades del país. El objetivo del programa es que sean los/as propios/as jóvenes, quienes luego de conocer sus derechos, puedan replicar la información a sus pares, identificar aspectos en que estos no estén siendo respetados y diseñar sus propias actividades para incidir en un mayor respeto y protección de derechos.

“Este es mi cuerpo” hace valer nuestras opiniones, nos integra como las personas que somos, nos hace creer y sentir que verdaderamente somos una posibilidad de cambio. A mí me ha permitido esparcir el conocimiento que he ido adquiriendo y me permitirá empoderar a mis pares, porque finalmente no importa cuán jóvenes seamos si tenemos la convicción y ganas de cambiar las cosas”, menciona Sofia Vargas, 16 años, activista de Amnistía Internacional y participante del proyecto.

“Desde Amnistía Internacional hemos denunciado en múltiples ocasiones las violaciones a los derechos sexuales y reproductivos en Chile y en Latinoamérica. Este programa nos da la oportunidad de trabajar el tema directamente con personas jóvenes, con énfasis en la educación y el empoderamiento, para que sean ellas mismas quienes tomen acción con una mirada de largo plazo, señaló Ana Piquer, directora djecutiva de Amnistía Internacional en Chile.

Para Consuelo Contreras, directora ejecutiva de Corporación Opción, “uno de los propósitos centrales del proyecto es que los propios niños, niñas y adolescentes lleguen a dialogar con las autoridades acerca de las brechas en materia de derechos sexuales y reproductivos y las tareas pendientes del Estado”.

Este proyecto se está realizando en paralelo en Chile, Argentina y Perú, y fue financiado por jóvenes noruegos/as del programa «Operación: Un día de trabajo».

Déjanos tu comentario

Noticias relacionadas

    No te quedes fuera. Inscríbete