Menú

Avanzar en la construcción de un Chile mejor

Por Fernando Larraín, Director Fundación Sociedad Anónima

Hace pocos años los niveles de indigencia en Chile eran mayores. El crecimiento económico, las políticas públicas y el rol de actores sociales explican los avances que hemos tenido en esta área, pero tenemos que seguir trabajando. Dos manifestaciones de pobreza son: la calidad de las viviendas y la incapacidad de pertenecer a una red de apoyo.
Hace 22 años, motivados y con la actitud de estudiantes decidimos crear una Fundación que se pudiera ayudar a las familias en su paso desde campamentos a una vivienda social y además entregarles herramientas para que fueran capaces de insertarse en las diferentes redes de apoyo.

Sin perder nunca la capacidad de asombro y con muchas ganas, nos lanzamos a crear una Fundación que primero se llamó José Manuel Trivelli en honor a un compañero que luego un accidente se llevó de esta vida. Luego de varios años de trabajo y con los aprendizajes de influir en las políticas públicas, de participar con otros actores, de crear redes, de tener un directorio que entrega una visión la organización, la Fundación pasó a llamarse Trabajo en la Calle.

El trabajo de nuestros voluntarios es visitar semanalmente los campamentos, enseñar a postular a los subsidios habitacionales y beneficios estatales que les ayude. Pero principalmente, y eso nos llena de orgullo, cuando ya están en su nueva vida, con techo propio, a pagar sus cuentas e insertarse laboralmente en la sociedad.

Han transcurrido años desde la primera cena que hicimos para levantar recursos, una cena que fue iluminada con las luces de autos. Miles de familia ya cuentan con su casa propia, el nivel de deserción ha sido bajísimo, han logrado reinsertarse y ocupar sus nuevos barrios y espacios. Y lo más importante, personas que han logrado recuperar su autoestima y capital social. El directorio y los cientos de voluntarios han dejado su huella en la organización. Quienes han sido parte de Trabajo en la Calle hoy están en otros desafíos públicos y privados, pero siempre con la mirada en una mejor sociedad.

Espero que lo que escribí aquí los represente a todos: fundadores y voluntarios que entregan y su tiempo y pasión para avanzar en la construcción de un Chile mejor

Déjanos tu comentario