Menú

Chilenter y Universidad de Santiago firman convenio que potencia el reciclaje electrónico

La firma del acuerdo estuvo acompañada con una campaña de reciclaje de basura electrónica, y una primera donación de aproximadamente 5 toneladas de residuos electrónicos.

A pocos días de la promulgación de la Ley de Fomento al Reciclaje, la Universidad de Santiago de Chile firmó un compromiso con Fundación Chilenter en el que se establecen diversos proyectos en conjunto para gestionar de forma sustentable, social y en armonía con el planeta, la basura electrónica generada en la casa de estudio.

En el marco de este convenio, ambas instituciones realizarán una serie de acciones tendientes no sólo a la recolección de residuos electrónicos, sino además a la educación respecto de la problemática y daño ambiental que generan. La firma del acuerdo estuvo acompañada con una campaña de reciclaje de basura electrónica, y una primera donación de aproximadamente 5 toneladas de residuos electrónicos.

El acuerdo contempla campañas de reciclaje electrónico con la comunidad universitaria; instalación de puntos limpios en las distintas facultades de la universidad; intercambio de información y experiencias en investigación; donación por parte de Fundación Chilenter de equipamiento computacional reacondicionado a establecimientos educacionales vinculados a la Universidad de Santiago de Chile e iniciativas vinculadas en el marco de la Responsabilidad Social Universitaria.

Nueva Ley de Fomento al Reciclaje

En Chile cada persona genera al año 9,9 kilos de basura eléctrica y electrónica, según datos de 2014 de la Universidad de Naciones Unidas, cifra que nos hace el primer generador per cápita de Latinoamérica. Es por eso que los residuos electrónicos son uno de los productos prioritarios de la recién promulgada Ley de Fomento al Reciclaje.

El Rector de la Universidad de Santiago, Juan Manuel Zolezzi, destacó los esfuerzos de la institución en materia de gestión sustentable de su campus y los logros alcanzados en esta materia. “Hoy es un día trascendente para toda la comunidad universitaria, pues como una de las medidas iniciales en torno al manejo de residuos, podemos concretar este convenio de colaboración, que si bien mitiga los impactos ambientales asociados a la generación de estos, brinda una solución de gran valor social, al vincularnos, en particular, con la fundación Chilenter”, sostuvo.

El Rector Zolezzi enfatizó que “con esta importante alianza estratégica, reafirmamos nuestra vocación efectiva de tener un campus con buenas prácticas y con estándares de responsabilidad ambiental que puedan constituirse en el ejemplo para la gestión de las universidades del país”.

La directora ejecutiva de Fundación Chilenter, Irina Reyes, resaltó que “según datos del Ministerio de Medio Ambiente, el 81% de los residuos electrónicos en el país tiene un destino final desconocido. Nuestra experiencia nos hace pensar que esos aparatos en desuso están guardados en las casas y bodegas, y por eso que es muy importante desarrollar acciones que nos permitan llegar hasta las universidades y establecimientos de educación superior, concientizando y dando la oportunidad a las personas de reciclar”.

Respecto de la ley de Fomento al Reciclaje señaló que es un llamado a tomar conciencia de la responsabilidad de lo que hacemos con la basura electrónica. “Este convenio y la campaña de reciclaje que están realizando son muestras de que en Chile estamos avanzando en esta materia. Con estas acciones iremos incrementando el porcentaje de residuos electrónicos que serán reacondicionados y reutilizados” explicó la directora ejecutiva de Fundación Chilenter, Irina Reyes.

Cabe destacar que fundación Chilenter es un organismo sin fines de lucro, perteneciente a la red de fundaciones de la Dirección Sociocultural de la Presidencia, dedicada a la gestión sustentable de residuos electrónicos hace más de 13 años. Tiene como misión fomentar la educación y uso social de las tecnologías, construyendo capacidades para mejorar la calidad de vida de las comunidades que se encuentran en la periferia tecnológica, orquestando la recolección y transformación sustentable e innovadora de los residuos electrónicos.

Déjanos tu comentario