Menú

Concurso de Fundación Mi Parque y FAHNEU “En la Plaza se Aprende Jugando” ya tiene a sus ganadores

Con $1.600.000 pesos se premió a los ganadores del concurso en “En la Plaza se Aprende Jugando”, iniciativa organizada por Fundación Mi Parque, ONG dedicada a la recuperación participativa de áreas verdes en barrios vulnerables y FAHNEU, expertos en equipamiento urbano.

Con $1.600.000 pesos se premió a los ganadores del concurso en “En la Plaza se Aprende Jugando”, iniciativa organizada por Fundación Mi Parque, ONG dedicada a la recuperación participativa de áreas verdes en barrios vulnerables y FAHNEU, expertos en equipamiento urbano.

“Prisma triangular equilátero” fue el nombre de la propuesta que obtuvo el primer lugar del concurso y los autores de ésta fueron Vicente Murillo y Alex Heselaars, ambos estudiantes de cuarto año de Arquitectura de la Universidad Diego Portales. El segundo lugar fue para Jonathan Cabrera (Arquitecto UDP) y Sebastián Espinoza (Estudiante de Arte de la Universidad Arcis), quienes presentaron un trabajo llamado “Estación Constructiva”. El tercer lugar lo obtuvo el arquitecto de la Universidad Andrés Bello de Valparaíso, Matías Wilkerndorf, quien creó un juego llamado “Reineta, Merluza, Jurel”.

Los ganadores fueron anunciados en la premiación que se realizó en el Parque Bicentenario de la Infancia. Ésta contó con la participación de los 12 grupos preseleccionados y el jurado compuesto por Diego Aguilar, Director Ejecutivo de Fahneu; Ignacio Lira, Director Ejecutivo de Fundación Mi Parque; Rodrigo Alonso, Diseñador industrial y gráfico, director Rasse+Ralonso; Pablo Allard, Arquitecto Urbanista y Romina Kurth del Consejo Nacional de la Infancia.

Los premiados se fueron con $200.000 el tercer lugar, $400.000 el segundo y $1.000.000 el primero.

En el concurso participaron jóvenes menores de 30 años del área del diseño y la arquitectura. La idea de éste era que las propuestas potenciaran la importancia del juego y del espacio público para el proceso formativo de los niños a través del juego. Los diseños debían considerar tres temáticas esenciales para el desarrollo infantil: el desarrollo de habilidades motrices mediante la destreza física, incentivar la sociabilización y el compartir entre los niños y potenciar los sentidos, la curiosidad y la capacidad de exploración.

Déjanos tu comentario