Menú

Corporación Mater: el combate a la insuficiencia renal infantil

Por Luis Aravena Sanhueza

Un urólogo pediátrico lidera una organización que pretende cumplir dos misiones: brindar atención especializada a menores de edad de escasos recursos que padecen de enfermedades renales y que la calidad y efectividad de esos tratamientos sean similares a los que se obtienen en instituciones de salud privadas.

Los filtros del cuerpo humano. Esa es la función que cumplen riñones, órganos que ayudan a controlar los niveles de agua, eliminar impurezas, y otras acciones biológicas como regular la presión arterial y producir glóbulos rojos.

Pero a veces fallan. Cuando la capacidad renal disminuye puede incrementarse la cantidad de desperdicios y sustancias tóxicas en la sangre. Esta patología es conocida como insuficiencia renal, la cual puede originarse repentinamente o convertirse en un padecimiento crónico.

Este padecimiento también se presenta en niños. Según cifras de la Sociedad Chilena de Pediatría y el Ministerio de Salud, la incidencia de la Insuficiencia Renal Crónica (IRC) tiene una incidencia de 8,3 casos en un millón de menores de 18 años. Sin considerar otras enfermedades renales, de diversa gravedad, que atañen a los niños y adolescentes de nuestro país.

Bajo este panorama, Corporación Mater ofrece atención y tratamiento a menores de edad de escasos recursos que padecen enfermedades renales y, de paso, reducir a la mitad la lista de espera para cirugías. Su misión fundamental se basa en que el dinero no sea un impedimento en el acceso a una atención de calidad, replicando el servicio provisto en instituciones de salud privadas.

“Nuestro objetivo es detectar a tiempo las patologías a fin de evitar un daño renal severo que requiera de intervenciones mayores como diálisis permanentes o un trasplante de riñón”, explica el doctor José Manuel Escala, quien junto a una treintena de colaboradores fundó esta organización en 1994.

Tras días años de trabajo, esta organización implementó el funcionamiento de un avanzado Centro de Diagnóstico dotado con equipos de última tecnología que permiten la realización expedita  de exámenes, reduciendo el tiempo de espera a un máximo de 10 días. En el sistema público la espera  puede tardar entre uno y seis meses.

Medicina Social

Corporación Mater cuenta con una Casa de Acogida que proporciona alojamiento y alimentación a los niños y sus madres durante el periodo de tratamiento.

“También nos preocupamos de otras necesidades integrales como el financiamiento de exámenes externos, la compra de medicamentos que no se encuentran en la canasta de prestaciones del Plan AUGE y de aportar en gastos de transporte, alimentación y la adecuación de las viviendas para tratamientos”, detalla Escala.

Otra área es el desarrollo de programas enfocados en la prevención y tratamiento de enfermedades renales. En este sentido, organizan conferencias y charlas informativas de difusión informativa en colegios y organizaciones sociales.

Mater financia sus servicios a través de aportes de FONASA, que cubren el 30% del total de los gastos. El resto se sustenta a través de donaciones de particulares y empresas, además de actividades como galas, bingos y campeonatos de golf. Además, una alianza con una multitienda ofrece a sus clientes la inscripción de un aporte mensual desde $ 1.000 que se carga a su tarjeta de crédito para recaudar fondos.

¿CÓMO ACCEDER AL SERVICIO?

Corporación Mater ofrece sus servicios de diagnóstico a niños y adolescentes de entre 0 a 18 años, que provengan con una orden médica. Un convenio con Fonasa permite brindar una atención gratuita a niños, cuyas familias estén pertenezcan a los tramos A y B o sean derivados de hospitales públicos. En el caso de los menores de los tramos C y D o afiliados a ISAPRES, se les cobra un copago de bajo costo.Más informaciones en 555 1043 / info@corporacionmater.cl

“Para 2013 tenemos varios desafíos: queremos remodelar y construir el segundo piso de nuestro centro médico. Además, implementaremos tres equipos –un seriógrafo y dos ecógrafos de última generación– que nos permitirá aumentar el número de atenciones en un 30%. Y finalmente, deseamos incluir tratamientos quirúrgicos de algunas patologías a través de convenios con algunas instituciones de salud privados”, comenta el doctor Escala.

Los Síntomas

José Manuel Escala, especialista en urología pedriátrico, explica que las manifestaciones físicas de una enfermedad renal son muy generales. El paciente puede experimentar cansancio, dolor de cabeza, aumento en la presión arterial, picazón o irritación de la piel, baja concentración, hinchazón de manos, pies y cara y alteraciones en la orina.

Déjanos tu comentario