Cuerda Firme: 250 jóvenes aprendieron circo para mejorar su empleabilidad

En una muestra final de circo donde confluyen los números de circo de más de 250 jóvenes que son parte de los talleres del proyecto Cuerda Firme. Cada rutina ensayada durante las últimas semanas concentra el aprendizaje de circo y de las habilidades para la vida que ganan en cada salto, acrobacia, equilibrio o malabar que realizaron luego de decenas de caídas, intentos y esfuerzo hasta lograrlo.

Más de 250 jóvenes de 14 talleres en 6 colegios de Santiago parte del proyecto internacional junto a Perú y Argentina, realizan muestra de circo en el Circo del Mundo.

En una muestra final de circo donde confluyen los números de circo de más de 250 jóvenes que son parte de los talleres del proyecto Cuerda Firme. Cada rutina ensayada durante las últimas semanas concentra el aprendizaje de circo y de las habilidades para la vida que ganan en cada salto, acrobacia, equilibrio o malabar que realizaron luego de decenas de caídas, intentos y esfuerzo hasta lograrlo.

La muestra de 14 talleres realizados en el segundo semestre de este año como parte de la malla curricular en el Liceo B-79 de Quinta Normal, el Liceo Agroecológico de Pirque, el Liceo Experimental Artístico de Maipú, el Liceo A-24 de Santiago, Liceo Juanita Fernández de Recoleta y el Liceo 7 Teresa Prats de Santiago, son la etapa final del proceso en el que a través de los aprendizajes de circo desarrollamos en los jóvenes habilidades socioemocionales que mejoran su vida y con ello también sus habilidades para enfrentar el mundo laboral.

No ha sido fácil, muchos de los cursos donde iniciaron el proyecto Cuerda Firme la respuesta inicial fue de indiferencia o resistencia a un aprendizaje nuevo. En el Liceo Juanita Fernández de Recoleta, establecimiento público de mujeres, cuando se iniciaron los talleres ellas no querían hacer nada, “no les interesaba nada” y para la muestra del 3 de noviembre, de las 20 alumnas, “trabajan 14 niñas la muestra final y están muy motivadas, tanto que decidieron incorporar un mensaje a su número de circo donde tratarán distintos estereotipos de belleza, los estereotipos que son imposibles de alcanzar y la obligación de la belleza para las mujeres”, señala Adrián González, Coordinador de los talleres Cuerda Firme.

Con otra realidad y el proyecto funcionando desde el inicio, hace 3 años, en el Liceo Agroecológico de Pirque, se ha instalado una cultura de circo en el colegio completo, aunque los talleres son sólo para los de 4 medio, en los recreos u otras instancias todos los cursos practican circo. Esto ha provocado que los participantes a pesar de no ser el objetivo, logren un nivel técnico de circo mayor que los motiva aún más.

Más de 250 jóvenes protagonistas de sus vidas y su futuro

En estos tres años de implementación del proyecto en conjunto con Perú y Argentina se ha logrado sistematizar una metodología dedicada a desarrollar habilidades socioemocionales en jóvenes o en cualquier grupo. Al final del proyecto, que para Chile se extendió un año más, existirá un manual capaz de reproducir la metodología en otros países.

Por eso los números circenses parte de este espectáculo son muy importante tanto para los jóvenes como para el proyecto Cuerda Firme, porque se consolida esta metodología en Chile y como programa para El Circo del Mundo en el futuro, provisto de métodos de evaluación y evidencia de los resultados. “Durante la implementación de este proyecto, el seguimiento y evaluaciones de casos, podemos demostrar que el circo hace cambio en las personas y desarrolla habilidades socioemocionales”, explica Carolina Osses, coordinadora del proyecto Cuerda Firme en Chile.

“La muestra es la posibilidad de poner en escena todo lo que han aprendido. Para hacer este montaje ellos hacen uso de las habilidades socioemocionales que incorporaron a sus vidas durante el taller: la creatividad, el trabajo en equipo, la comunicación, todo a la vez”, explica Adrián González.

El espectáculo por primera vez tuvo un concepto que recorrerá los números de los 14 talleres. Será el “Mundo de Nunca Jamás” en el que desarrollarán la idea de conservar el espíritu de niños, a no dejar de jugar, justo antes de que estos jóvenes salgan al mundo laboral.

El Proyecto Cuerda Firme

El Circo del Mundo en Chile, junto a La Tarumba en Perú, Circo al Sur de Argentina, el BID-FOMIN y la asesoría técnica y de gestión de Cirque du Soleil, desarrolla desde el 2014 un proyecto pionero en Latinoamérica: “Métodos de formación innovadores para jóvenes en riesgo: El Circo Social como alternativa para mejorar la empleabilidad”. Trabajará con 1500 jóvenes durante los 3 años de implementación en los 3 países.

En este período se ha sistematizado su metodología y experiencia para replicarla en otros lugares y ámbitos con procedimientos y sistemas evaluativos documentados.

En Chile, el proyecto cuenta con el apoyo de Consejo Nacional de la Cultura y las Artes como aliado estratégico, y con el apoyo de la Ilustre Municipalidad de Lo Prado.

 

Déjanos tu comentario