Menú

DebuenaFe: enseñando a emprender

Con la entrega de microcréditos, muchas mujeres han emprendido con sus propios negocios

Por Camila Bustamante Soto

“No dar el pescado, sino enseñar a pescar” es el lema de Debuenafe, ONG dedicada a ayudar a mujeres de escasos recursos a emprender.

La historia de Debuenafe comenzó hace doce años, cuando un grupo de amigas y conocidas decidieron darle vida a un proyecto solidario que cambiase la vida de cientos de mujeres a lo largo de Chile. “La lista de quienes piden plata es larguísima, nosotros queríamos enseñarles a las mujeres cómo surgir y así ser un ejemplo para sus hijos”, comenta María de la Luz Larraín, Presidenta del Directorio de Debuenafe.

Como no era llegar y ayudar, decidieron emprender para luego enseñar a emprender. “Teníamos que predicar con nuestro ejemplo”, dice María de la Luz. Y así comenzaron a vaciar sus casas y recolectar toda aquella ropa y utensilios domésticos que ya no ocupaban y que podían ser vendidos más baratos y pasar a una segunda vida. Renca, La Pintana y La Granja fueron los

primeros sitios donde los vendieron, para luego pasarse a casas prestadas o destinadas a la demolición. Este año lograron pescar un gran pez e instalarse con su propio local con oficinas, bodega y sala de ventas en Comandante Malbec, Lo Barnechea.

Buzones  Debuenafe

– Buzón Líder de Estoril
– Buzón Líder Los Dominicos
– Buzón Líder Shopping La dehesa
– Buzón Líder Puente Nuevo
– Buzón Líder Buenaventura
¿Qué reciben los buzones?
Libros, ropa, cosas de casa, materiales de construcción, muebles,  electrónicos, computadores, electrodomésticos, zapatos, juegos, bicicletas, etc. TODO LO QUE NO USES Y PUEDA TENER UNA SEGUNDA VIDA.

 

Aprendiendo a pescar

Más de tres mil iniciativas han apoyado en esta ONG a lo largo de su historia. Con la entrega de microcréditos, muchas mujeres hoy tienen sus propios negocios de peluquería, almacén, quioscos, amasanderías, entre otros. Con el dinero obtenido de la venta de ropa usada y utensilios, Debuenafe logra autosustentarse para seguir funcionando y otorgando estas ayudas monetarias para que las mujeres emprendan. “Gracias a los microcréditos, yo he tirado harto para arriba, como mujer y trabajadora”, comenta Emelina Millanao, de la Región de la Araucanía, quien tiene un negocio de harina tostada.

“Hemos visto mujeres que han empezado con poquito y hoy tiene sus propios negocios”, comenta María de la Luz, quien también menciona la importancia del acompañamiento y capacitación en este proceso. A la mujer no se le deja sola, se le enseña cómo debe manejarse, invertir y crecer. Un claro ejemplo de esto es el caso de la señora Emelina Millanao, quien de vender 5 kilos mensuales de harina tostada, pasó a vender entre 350 y 400 kilos. Gracias a los créditos a los que pudo  optar, logró  invertir y mejorar su negocio, adquiriendo por ejemplo un molino y una camioneta para realizar repartos en su comuna Ercilla además de  Collipulli y Victoria.

A través de esta iniciativa, la idea es que las mujeres trabajen desde su propio mundo, desde lo que saben hacer y les gusta. Además, pueden ver crecer a sus hijos, compartir con ellos y darles un ejemplo de esfuerzo y superación. “Mi familia está feliz de que trabaje en esto, porque somos súper unidos y ellos también me pueden ayudar”, asevera Emelina Millano.

Rescatando Raíces

“En este país tan maravilloso, un día el turismo tenía que ser súper importante y teníamos que asegurarnos que en las tiendas no hubiesen

productos chinos, sino realmente artesanía chilena”, recuerda haber pensado años atrás la Presidenta del Directorio de Debuenafe. Con esto, se abrió otra área de emprendimiento, ligada a la artesanía.

Cordillerana es el nombre de la tienda de artesanías de Debuenafe, que trabaja con el sistema de Comercio Justo. En ella se venden los productos fabricados por un grupo de artesanas que pertenecen a esta ONG.

Las mujeres artesanas, que a lo largo de Chile han sabido mantener estas raíces, han encontrado aquí un espacio para capacitarse junto a un grupo de diseñadoras, con el objetivo de perfeccionar sus técnicas y “entregar productos con terminaciones minuciosas y de alta calidad, conservando la esencia y el diseño propio” de la tradición, según las políticas de Cordillerana.

Bazares DebuenaFe

Los bazares de Debuenafe son atendidos por voluntarias de la ONG.
Local Los Cobres de Vitacura
Avda. Vitacura 6780, Modulo C, local 9, Vitacura
Teléfono: 09 255 3493
Local Lo Barnechea
Av. Raúl Labbé 13986, Lo Barnechea
Teléfono: 09 1826548
Local Lo Barnechea
Comandante Malbec 13550, Lo Barnechea
Local de Nancahua

“Lo que nos importa es ver crecer a la gente”, dice Larraín, crecimiento que afecta positivamente a toda la familia. Es por eso que la misión de Debuenafe está más viva que nunca, y hoy busca nuevos puntos a lo largo de Chile, para poner sus contenedores de  recolección, vender, entregar microcréditos y seguir el ciclo de producción donde el emprendimiento consiste en enseñar a pescar.“Nosotros realmente pagamos lo que vale su trabajo”, comenta María de la Luz. De este modo, se puede encontrar productos como Textil Andino, Tejidos de Rari, Cerámica Quinchamali, Productos en Madera, Textil Mapuche y Cestería Chilota.

Para mayor información puedes entrar al sitio web http://www.debuenafe.cl/, escribir al correo info@debuenafe.cl o llamar a los teléfonos 09 182 6548/ 09 255 3493.

Déjanos tu comentario