Menú

Educamás – Corporación Jesús Niño: Una propuesta educativa altamente innovadora en La Pintana

El Director Ejecutivo, Educamás – Corporación Jesús Niño, Héctor Correa, señala “creemos que es posible una sociedad mucho más justa y acogedora, donde no haya espacio para la discriminación, y donde existan más y mejores oportunidades. Los niños merecen vivir en un ambiente adecuado, libre de riesgos y violencia, y trabajamos todos los días porque puedan ser más felices”.

Desde hace más de 25 años que Educamás – Corporación Jesús Niño entrega oportunidades concretas y una propuesta educativa altamente innovadora, a niñas y niños en contextos vulnerables. Con una presencia permanente en el sector El Castillo en la comuna de La Pintana realizan una intervención continua con los niños hasta la adolescencia, que les permite generar vínculos que facilitan el aprendizaje y desarrollo de todo su potencial.

El Director Ejecutivo, Educamás – Corporación Jesús Niño, Héctor Correa, señala “creemos que es posible una sociedad mucho más justa y acogedora, donde no haya espacio para la discriminación, y donde existan más y mejores oportunidades. Los niños merecen vivir en un ambiente adecuado, libre de riesgos y violencia, y trabajamos todos los días porque puedan ser más felices”.

Héctor Correa, agrega que “el 100% de los niños y niñas permanecen en el sistema escolar regular, el 95% pasa de curso y los padres nos ven como una institución que acompaña a sus hijos/as, les entrega cariño y que genera relaciones positivas”

Durante 2015 realizaron más de 368 servicios, en sus distintos programas, a niños y niñas entre 3 a 14 años. El trabajo Educamás – Corporación Jesús Niño gira en torno a la educación, formal e informal, en diferentes niveles:

Jardín Infantil: Basado en la metodología Montessori, con un enfoque integrador que promueve naturalmente la socialización, respeto y solidaridad, representando una propuesta educativa altamente innovadora en La Pintana.

Apoyo Educativo: Refuerza la trayectoria educativa de los niños, a través de una metodología lúdica, que privilegia el trabajo en pequeños grupos, fomentando la generación de vínculos significativos que promueven las ganas de aprender y descubrir.

Programa Cultural Recreativo: Potencia el desarrollo y aprendizaje de habilidades artísticas, culturales o artesanales, teniendo como foco principal lograr la capacidad y confianza para trabajar en equipo, aprender a compartir, desarrollar habilidades interpersonales y explorar todo su potencial.

Colonias de Verano: Casi 30 años brindando, durante el verano, oportunidades de recreación y acceso a espacios culturales a los niños de La Pintana. Muchos de los voluntarios adultos que apoyan éste programa hoy, participaron en él cuando niños, durante sus inicios.

Los desafíos no paran. Replicar su metodología y experiencia en otras zonas de similares características es lo que les depara el futuro. Para eso requieren aumentar su base de voluntarios, vías de financiamiento e impulsar 4 proyectos educativos a corto y mediano plazo.

Sala cuna: que permitiría generar vínculos y brindar apoyo concreto a los niños y sus familias desde la primera infancia. Apoyo educativo focalizado: para entregar acompañamiento de profesionales expertos (educadores diferenciales o psicopedagogos) a los niños y niñas con dificultades puntuales en sus procesos de aprendizaje.

Tutorías socioeducativas: destinadas a poder trabajar con los niños y niñas con altos indicadores de deserción escolar, en sus propios hogares, apoyando también a la familia, en su proceso de generación de más y mejores habilidades parentales. Programa de jóvenes: dirigido a los niños y niñas que egresan de nuestros programas y cursan educación media. Creemos que un desafío pendiente que tenemos, es poder acompañar a los niños hasta el término de sus 12 años de escolaridad.

Déjanos tu comentario

  • ¿Y por qué este proyecto queda reducido sólo a una escuela? ¿No debería ser un trabajo generalizado, replicado en cada rincón del país donde fuese útil y necesario? No estamos acostumbrando a dimensionar pequeños ejemplos, cuando esto debería ser la regla y no la excepción. Es una lástima advertir un sistema escolar tan polarizado y mezquino, desigual y diferenciador, el Ministerio de Educación, de norte a sur del país, tendría que aplicar políticas efectivas en beneficio de la calidad, equidad e igualdad educativa. Aplaudimos a una minoría que le está yendo bien, cuando deberíamos estar celebrando los logros de una gran mayoría. ¡Nos conformamos con tan poco!