Menú

El valor de la comunicación para la creación de una cultura inclusiva

La comunicación inclusiva exige una mayor responsabilidad de los periodistas y líderes de opinión respecto de la calidad del contenido generado. Hablamos aquí de la función social de la comunicación en términos del respeto por la dignidad de las personas y de sus libertades fundamentales, en particular de las personas pertenecientes a minorías y población en condición de vulnerabilidad, como las personas con discapacidad.

Por Carola Rubia, Directora ejecutiva, Fundación Descúbreme
Carola Rubia, Directora Ejecutiva Fundación Descúbreme

En un mundo globalizado y conectado las sociedades son cada vez más complejas y diversas, por lo que resulta indispensable garantizar la interacción armónica entre personas y grupos con identidades y culturas variadas y dinámicas. Debemos hacer de la comunicación un proceso consciente, donde la forma y el fondo no se traten como ámbitos excluyentes, porque la forma en que nos comunicamos son los binoculares desde los que observamos el mundo, nos muestra cómo pensamos, nuestros sesgos, paradigmas, prejuicios e incluso los anhelos del país en el que esperamos vivir.

La comunicación inclusiva exige una mayor responsabilidad de los periodistas y líderes de opinión respecto de la calidad del contenido generado. Hablamos aquí de la función social de la comunicación en términos del respeto por la dignidad de las personas y de sus libertades fundamentales, en particular de las personas pertenecientes a minorías y población en condición de vulnerabilidad, como las personas con discapacidad.

En este punto, cabe preguntarse por esta palabra tan mencionada en los últimos días, diversidad. Diversidad no es sólo hablar de etnias, de personas con discapacidad, migrantes, identidad de género u otra. Diversidad somos todos con nuestras semejanzas y diferencias.

Hablar de diversidad es comprender que en una persona se encuentran distintas cualidades: una mujer, puede ser migrante y pertenecer a una etnia indígena. Un migrante puede ser, a su vez, una persona con discapacidad y hombre. Es esta interseccionalidad la que nos invita a recordar que en una persona se conjugan varias características de diversidad que nos hacen únicos e iguales en la diferencia.

Sin embargo, hay algunos grupos de diversidad que presentan mayores barreras para su inclusión social o que ven vulnerados sus derechos en mayor medida. La comunicación, que construye realidades, debe tener en consideración estas circunstancias y contribuir a la disminución y eliminación de esas barreras.

Fundación Descúbreme y Acción Empresas lanzarán una guía de comunicación inclusiva, la que espera ser un primer paso para apoyar a los medios de comunicación y áreas de comunicación corporativa para construir un lenguaje que construya una realidad y una sociedad que valora y aprecia la diversidad.

Déjanos tu comentario