Menú

Felipe no es un milagro

Complementa, además, ha puesto sus conocimientos e investigaciones al servicio de la comunidad; muestra de ello son los cinco cuadernillos con pautas educativas para un desarrollo integral y el Manual de Inclusión Escolar dirigido a profesores que tienen niños con necesidades educativas especiales en el aula. Ambas publicaciones están disponibles de manera gratuita desde www.complementa.cl

Por Arturo Alessandri Cohn, Presidente Fundación Complementa
Arturo Alessandri Cohn, Presidente Fundación Complementa

Si hace 33 años alguien me hubiese dicho que mi hijo Felipe, nacido con síndrome de Down, se despediría de mí cada mañana para ir a su trabajo solo, que iba a leer, escribir, usar un celular y un computador, manejar su cuenta vista y practicar varios deportes, no le habría creído.

La buena noticia es que Felipe no es un milagro. Sus logros son resultado de una fe ciega en sus posibilidades de aprender y de una inclusión completa y permanente a nivel familiar, social, escolar y laboral.

Difícil habría sido este camino sin el apoyo de la Fundación Chilena para el Síndrome de Down, Complementa, entidad que presido y que, junto con mi señora, directora ejecutiva, y un grupo de padres de familia, fundamos hace 26 años.

Complementa es un centro educativo que otorga apoyo y atención a niños, jóvenes y adultos Down, promueve su inclusión social y entrega herramientas para lograr una buena calidad de vida, desde el embarazo y nacimiento hasta la integración en el mundo laboral. Nuestros pilares son la familia, para fortalecer el núcleo de la persona Down, el acompañamiento, para respaldarlos a ellos y a sus familias a lo largo de toda su vida, y la excelencia, para estar siempre a la vanguardia y ser un referente en esta materia.

En nuestros ocho programas, uno de ellos completamente gratuito y dirigido a familias vulnerables, no solo están presentes el desarrollo cognitivo y el motor, sino también el desarrollo socioemocional y la conducta adaptativa, aspectos fundamentales para lograr el desarrollo integral de un ser humano y su inclusión en todos los ámbitos de la vida. Quienes asisten a Complementa tienen la oportunidad de convivir con un grupo de pares con quienes también comparten los momentos de ocio, lo que les da seguridad en su acción y les permite desarrollar un sentido de pertenencia al formar parte de un colectivo.

Complementa, además, ha puesto sus conocimientos e investigaciones al servicio de la comunidad; muestra de ello son los cinco cuadernillos con pautas educativas para un desarrollo integral y el Manual de Inclusión Escolar dirigido a profesores que tienen niños con necesidades educativas especiales en el aula. Ambas publicaciones están disponibles de manera gratuita desde www.complementa.cl

Déjanos tu comentario