Menú

Fundación Inspira restaura jardines en Hospital del Salvador con fines sanadores

Doris Erlwein, Directora Ejecutiva de Fundación Inspira, aseguró que “nos alegra enormemente estar devolviéndole al hospital las áreas verdes con las que fue diseñado y construido a fines del siglo XIX, cuando la naturaleza se consideraba un elemento importante en la sanación de las personas. Afortunadamente esa concepción hoy está volviendo poco a poco, y es éste hospital el que está liderando ese cambio en Chile”.

Hoy se dio inicio a la recuperación de un nuevo jardín al interior del Hospital del Salvador, con el fin de convertirlo en un espacio más amable y sanador para sus pacientes, familiares y funcionarios. Se trata del “Parque Almez” –ubicado entre dos unidades de hospitalización postoperatoria- y corresponde al quinto jardín del Proyecto de Recuperación de los Jardines Interiores del Hospital El Salvador, que llevan a cabo las Fundaciones Inspira y Cosmos con apoyo del mismo hospital. En esta oportunidad, la recuperación del jardín además es apoyada por DIRECTV Chile, en el marco de su programa de responsabilidad social “Generación DIRECTV”.

“Estamos muy contentos de poder sumar un nuevo jardín sanador a nuestro hospital, y de ver cómo esta alianza con las Fundaciones y privados ha prosperado en los últimos meses, beneficiando a toda la comunidad hospitalaria. Agradecemos además el apoyo que DIRECTV nos está dando para concretar la construcción de este nuevo espacio; sin duda colaboraciones como estas son un ejemplo a seguir”, señaló el Dr. Carlos Altamirano, Director del Hospital del Salvador.

Durante dos días de intenso trabajo, voluntarios de DIRECTV y del hospital contribuirán a cambiarle la cara al Parque Almez, aprovechando siempre la vegetación existente –dentro de la cual destaca la presencia de un gran almez-, colocando nuevas plantas que otorguen variedad de colores y aromas al lugar, construyendo senderos para poder recorrerlas, e instalando bancos para tener suficientes áreas de descanso.

“A través de nuestro voluntariado Piedra, Papel y Tijera, queremos contribuir a esta noble tarea, y esperamos aportar para que los pacientes y trabajadores del Hospital disfruten y aprovechen este espacio. Tomamos con mucha alegría la invitación a trabajar en este proyecto y colaborar a que la estadía y recuperación de las personas sea lo mejor posible, porque creemos en estas iniciativas y está en nuestro ADN apoyarlas”, dijo José Eduardo Mendoza, Gerente de RSE DIRECTV Chile.

Por su parte, Doris Erlwein, Directora Ejecutiva de Fundación Inspira, aseguró que “nos alegra enormemente estar devolviéndole al hospital las áreas verdes con las que fue diseñado y construido a fines del siglo XIX, cuando la naturaleza se consideraba un elemento importante en la sanación de las personas. Afortunadamente esa concepción hoy está volviendo poco a poco, y es éste hospital el que está liderando ese cambio en Chile”.

El impacto de la naturaleza en cifras

El Hospital del Salvador cuenta con más de 12 jardines interiores que fueron incorporados en su diseño y construcción original en 1871, pero desatendidos con el paso del tiempo. Son espacios con gran potencial para convertirse en jardines sanadores o terapéuticos y, de esta forma, servir de complemento al tratamiento de sus pacientes y a la mejor calidad de vida de todos los usuarios.

“La creación de jardines sanadores en centros de salud ya es un tendencia en países como Estados Unidos o en Europa, no sólo porque instintivamente sepamos que la naturaleza nos hace bien, sino porque cada vez son más los estudios científicos que así lo demuestran. Por lo mismo, nuestro compromiso es seguir creando espacios de conexión con la naturaleza, es inspirar a otros a hacerlo también”, agregó por su parte Felipe Correa, Director de Proyectos de Fundación Cosmos.

Un estudio realizado por la médico y neuroinmonóloga Esther Sternberg, señala que sólo tres a cinco minutos observando espacios dominados por árboles, flores o agua ayudan a reducir el enojo, la ansiedad y el dolor, pudiendo inducir además cambios en la presión sanguínea, tensión muscular y actividad eléctrica del corazón y el cerebro. Asimismo, otro estudio hecho por Walch et al (2005) demostró que personas recuperándose de una cirugía en una pieza con luz natural y vista a un jardín, necesitan 22% menos medicamentos para el dolor que aquellos que están en piezas sin esas condiciones. El doctor sueco Roger Ulrich, en tanto, publicó el estudio “View through a window, may influence recovery from surgery” en el que señala que “observar un jardín puede acelerar la recuperación de una cirugía, infecciones u otros malestares, disminuir el uso de medicamentos y acelerar al alta de los pacientes”.

Déjanos tu comentario