Menú

Fundación Paso a Paso: potenciando Chile desde el reforzamiento escolar

Tutores de esta fundación educacional acompañan durante toda la enseñanza media a jóvenes de tres liceos potenciando no sólo la parte académica, sino también sus habilidades blandas, sus talentos y fomentando la labor social.

Por Sebastián Navarrete

Compromiso; ese es el sello de Fundación Paso a Paso, organización que nació hace once años como idea de un grupo de amigos recién ingresados a la universidad que tenían inquietudes sociales.

Comenzaron ocho tutores haciendo reforzamiento escolar a 16 alumnos del Liceo Industrial “El Pinar” de la comuna de San Joaquín. Al finalizar este taller, en el año 2004, decidieron seguir trabajando con este grupo de alumnos durante cuatro años más. Esto, con el objetivo de generar un compromiso a largo plazo, para establecer verdaderos cambios.

Desde ese momento, todos los sábados realizan reforzamientos de lenguaje y matemáticas para prepararlos para la PSU y que puedan subir sus notan en el colegio. Sin embargo ese no es el principal objetivo de la fundación. “Nuestra misión no es que el niño necesariamente entre a la universidad sino que él vea todo su abanico de oportunidades y decida libremente, no importando de dónde venga y cuál va a ser su futuro. Que diga ‘yo quiero ser esto’ y lo haga, que se especialice en su área y que no se detenga por falta de oportunidades”, explica Sofía Abogabir, directora ejecutiva de la fundación.

Desde la organización señalan que la principal carencia que observan es la falta de confianza en los jóvenes, que creen que no tienen oportunidades. Por eso además hacen actividades de formación para que los jóvenes se conozcan más entre ellos y así mismos, que descubran sus capacidades, talentos e intereses. También efectúan charlas motivacionales, seminarios sobre educación, paseos culturales, olimpiadas de matemáticas y actividades deportivas.

Además, hace unas semanas en Casablanca realizaron la acción más significativa para los alumnos de la fundación: la construcción de mediaguas. “Una vez al año los llevamos a construir a distintas partes para que se den cuenta que ellos también tienen una labor social, que ellos también tienen que ayudar a otros y pueden contribuir con su granito de arena. Esta actividad estrecha aún más el vínculo entre alumnos y tutores”, cuenta Josefina Méndez, ex tutora y también directora ejecutiva.pasoapaso2

En la actualidad trabajan cerca de 50 tutores con alrededor de 150 alumnos de tres colegios de la comuna de Estación Central: Liceo Ruiz Tagle, Colegio San Alberto y Colegio José Antonio Lecaros. Anteriormente ejercieron su labor en el Liceo Industrial El Pinar y Colegio Saint Lawrence de San Joaquín; y Colegio La Esperanza de Macul. Respecto a la selección de los establecimientos educacionales señalan que han ido buscando colegios que sean compatibles con el proyecto, que sean de escasos recursos y fundamentalmente, que les brinden apoyo e interés a la fundación. Sofía Abogabir además señala que “Hemos preferido funcionar sólo en tres colegios y mantener la calidad por sobre la cantidad”.

Finalizar el ciclo

Cada año se hacen las graduaciones de Paso a Paso con los tutores y los alumnos que terminan su ciclo en la fundación. A la fecha alrededor de 200 alumnos han cumplido satisfactoriamente el proceso de cuatro años, correspondiente al acompañamiento de la Enseñanza Media. Uno de los casos emblemáticos es el de Aisha Moreno, quien fue alumna y hoy estudia Pedagogía en la Universidad Católica y se integró como tutora en el Colegio José Antonio Lecaros. Para ser tutor se requiere estar en primer año de universidad, pero esencialmente motivación y compromiso a largo plazo.

Por el momento, el impacto de la labor realizada no se ha podido medir, ya que solo llevan 5 años constituidos como fundación. Sin embargo, muchos de los alumnos que han pasado por Paso a Paso han obtenido puntajes PSU por sobre el promedio de sus colegios, han ingresado a la universidad o a carreras técnicas.

“Nuestro primer plan a futuro es profesionalizar, levantar indicadores, medir las mayores necesidades que observamos y ya a más largo plazo expandirnos a nuevos colegios. Además queremos hacer un seguimiento formal a los tutores. En general luego de su paso por la fundación han continuado trabajando en labores sociales. Dedicar cuatro años de tu vida genera un impacto en tu futuro”, reflexiona Josefina Méndez.

Esta fundación tiene varias formas de financiamiento. Al contar con el certificado de donaciones con fines educacionales pueden recibir aportes de empresas privadas como de personas particulares. Además se realiza una colecta tanto en la calle como de manera online, postulan a fondos concursables y tienen un convenio con Agua Late, empresa que dona sus utilidades a distintas organizaciones. Otra de sus actividades para recaudar fondos es la comida anual Paso a Paso que se llevará a cabo el próximo jueves 29 de octubre en el Colegio Verbo Divino y que contará con la presencia de los tutores, alumnos, sus familias y toda la comunidad que integra la fundación.

Déjanos tu comentario