Fundación Sonrisas lanza campaña para exigir mayor acceso a la salud oral en Chile

“En Chile cuesta sonreír” es el nombre de la nueva campaña que Fundación Sonrisas inició esta semana para visibilizar el poco acceso a la salud oral en nuestro país, y hacer un llamado a las autoridades y poder entablar conversaciones sobre cómo construir una política pública integral en salud oral, que garantice el acceso a la salud dental de todos en el país y a todos los chilenos por igual.

“En Chile cuesta sonreír” se llama la cruzada que ya está en las calles y en las redes sociales y que pretende dar cuenta del precio de un implante dental –que equivale a tres sueldos mínimos- y otros procedimientos que no pueden ser costeados por la gran mayoría de los chilenos. Son más de 4 millones los chilenos que hoy declaran que no poder sonreír afecta su vida personal y laboral.

“En Chile cuesta sonreír” es el nombre de la nueva campaña que Fundación Sonrisas inició esta semana para visibilizar el poco acceso a la salud oral en nuestro país, y hacer un llamado a las autoridades y poder entablar conversaciones sobre cómo construir una política pública integral en salud oral, que garantice el acceso a la salud dental de todos en el país y a todos los chilenos por igual.

Con una comparación entre el precio del tratamiento dental y el pago de los servicios básicos, Fundación Sonrisas invita a los chilenos a que firmen la petición que será enviada al Ministerio de Salud de Chile. Por ejemplo, una prótesis dental equivale al pago de un año de agua potable o una corona dental cuesta más de 300 kilos de pan.
Actualmente, el 70 por ciento de los chilenos no tiene acceso real a la atención odontológica y más de 4 millones de chilenos reconocen que el estado de sus dientes afecta su calidad de vida. Además, las personas que tienen más años de estudio tienen ocho dientes más que quienes sólo accedieron a educación básica o los que no asistieron al colegio.

“El costo de los tratamientos dentales no se ajusta al presupuesto de la mayoría de las familias de nuestro país y no hay una política pública integral en salud oral. Para nosotros es fundamental la prevención desde la infancia. Los niños deben valorar su sonrisa desde pequeños y es vital involucrar a todo su entorno, incluidos sus educadores y su familia” asegura Ángela Pabón, Directora Ejecutiva de Fundación Sonrisas, quien además comenta que es fundamental contar con una mayor inversión pública y privada, porque “la sonrisa y el cuidado de los dientes no es un tema estético o sólo de salud, sino que es un elemento que dignifica y que impacta directamente en la calidad de vida, las oportunidad, la felicidad y la inclusión social de las personas. No es justo que sólo el 20% de los chilenos entre 35 a 44 años tenga todos sus dientes.”

“Un implante dental equivale a tres sueldos mínimos. Ahí tú te preguntas, ¿alimento a mis hijos o voy al dentista? Eso es lo que queremos cambiar. Debemos garantizar mayor acceso para que a nadie en Chile le cueste sonreír”, finaliza la Directora Ejecutiva.

La campaña, que pretende reunir la mayor cantidad de firmas se encuentra en el sitio change.org y pueden ingresar a ella a través de la página web de Fundación Sonrisas, en www.fundacionsonrisas.cl

Déjanos tu comentario

Noticias relacionadas

    No te quedes fuera. Inscríbete