Menú

Inauguran nuevas obras construidas en comunidad en barrios de la reconstrucción

En el marco del programa Acción del Fosis que la Fundación Urbanismo Social desarrolla en siete barrios de la Región del Bío Bío, los vecinos cortaron cintas tras meses de trabajo colectivo.

Las comunidades de los barrios el Solar de Hualpén, Chiguayante I y II, 7 y 8 oriente de Chiguayante y Silvio Canese de Concepción inauguran en estos días nuevas obras para sus barrios, elegidas y diseñadas participativamente, tras siete meses de trabajo orientado a detectar necesidades y deseos para el barrio.

Esta iniciativa es financiada por el Fondo de Solidaridad e Inversión Social, Fosis, y ejecutada por la Fundación Urbanismo Social, mediante su modelo de intervención que busca dar sustentabilidad a los barrios en el tiempo, previniendo su deterioro a través del fortalecimiento del capital social de las propias comunidades.

En el barrio 7 y 8 Oriente de Chiguayante, la pequeña comunidad -formada principalmente por personas mayores- decidió instalar una reja y un portón eléctrico para dar mayor seguridad a su entorno. En la comunidad del barrio Chiguayante II, en tanto, se creó a partir de esta iniciativa un grupo sólido de personas que trabajaron en conjunto “Ellos mismos y sin ayuda externa hicieron su plaza, la que quedó muy linda y que está todo el tiempo llena de niños jugando” explicó Daniela Dresdner, coordinadora del programa por parte de Urbanismo Social. En Solar de Hualpen II, uno de los condominios más participativos, tienen muchas ganas de seguir trabajando y consiguiendo cosas para el barrio tras haber realizado una obra en conjunto.

Los próximos días se inaugurarán proyectos como sedes comunitarias en el Solar de Hualpén I y en Silvio Canese. En Chiguayante I, a raíz de la construcción de la nueva plaza se produjo un fenómeno muy especial de participación comunitaria “Como la mayoría de los que participaban eran personas mayores, se necesitó ayuda de otros. Así, vecinos que no habían salido nunca de su casa vinieron a colaborar con sus familias completas. Por días enteros trabajaron todos juntos, hicieron onces comunitarias de las que salieron nuevas ideas para el proyecto que se empezaron a concretar inmediatamente. Los dirigentes están felices porque sienten que se ha logrado una unidad que nunca antes tuvieron” agregó Dresdner.

Pilar Goycoolea, la Directora Ejecutiva de Urbanismo Social concluye que “Con esto comprobamos una vez más que es necesario invertir en las personas, no solo en infraestructura. La participación es una inversión y un proceso complejo, pero, es la única manera de garantizar la sustentabilidad”.

Déjanos tu comentario