Menú

Innovación social multidimensional

A partir de la medición de pobreza multidimensional, que rigurosamente entrega la encuesta Casen, se han formado 16 mesas de trabajo correspondientes a igual número de problemas y privaciones que afectan a millones de chilenos.

Por Leonardo Moreno, Director de Fundación Sociedad Anónima.
Leonardo Moreno
Director de Fundación Sociedad Anónima.

Esta semana y después de cinco meses de trabajo, más de 270 personas, provenientes del Estado, la empresa privada, las instituciones sin fines de lucro y la academia, se reunieron en La Moneda para compartir con el Presidente de la República y otras autoridades del Gobierno los avances de la iniciativa «Compromiso País».

A partir de la medición de pobreza multidimensional, que rigurosamente entrega la encuesta Casen, se han formado 16 mesas de trabajo correspondientes a igual número de problemas y privaciones que afectan a millones de chilenos.

Ampliar la mirada respecto a la pobreza, más allá de la falta de ingresos, es un logro por sí mismo. También lo es que todos los sectores entiendan que la tarea de superar la pobreza no corresponde exclusivamente al Estado, sino que a la sociedad en su conjunto.

Queda la parte más difícil: poner en marcha soluciones concretas que sean eficientes, sustentables y justas. Más efectivas que las que hemos logrado implementar hasta aquí como sociedad.

En otras palabras, necesitamos innovar para abordar las privaciones ya identificadas y diagnosticadas. Teniendo la innovación social un carácter multidimensional (sí, tal y como ocurre con la pobreza), hay dos aspectos que urge relevar para enfrentar de manera exitosa la tarea propuesta.

En primer lugar, un trabajo integrado, intersectorial y coordinado por parte del Estado. Los diversos ministerios, servicios y niveles regionales y locales, que muchas veces se hacen cargo de una problemática, lo hacen sin coordinación alguna. Es un mal que nos persigue desde hace décadas y que solo conduce a una ralentización de las soluciones requeridas.

En complemento, y tan importante como lo primero, es proponer soluciones que involucren fuertemente a la comunidad. En muchas de las 16 mesas de «Compromiso País», encontramos manifestaciones de pobreza vinculadas a un fuerte aislamiento social de los afectados, soledad y falta de redes de apoyo. Por ello debemos pensar en soluciones que vayan más allá de los individuos “puertas adentro”. Hoy más que nunca necesitamos recomponer los vínculos comunitarios, integrar e incluir.

Déjanos tu comentario