Menú

Jardines infantiles de Integra potencian prácticas de alimentación saludable en el marco del Programa Alimentario

Otro de los cambios que trae el Programa Alimentario es la incorporación de vasos para los lactantes mayores, de manera que puedan iniciar a temprana edad con el hábito de tomar agua, un aprendizaje fundamental para su salud y bienestar. Todos estos cambios, detalló la profesional, tienen una intencionalidad y es entregar mayores posibilidades para que el niño y niña aprenda a comer.

Educadoras y administrativas de más de 100 jardines infantiles de la región participaron de una jornada de capacitación para informarse respecto de las nuevas bases del Programa Alimentario y reforzar prácticas saludables asociadas a la alimentación de niños y niñas.

Conocer las nuevas bases del Programa Alimentario y potenciar prácticas saludables asociadas a la alimentación de niños y niñas con el fin de promover su bienestar y desarrollo pleno, fue el objetivo principal de la jornada de capacitación en la que participaron educadoras de párvulos y administrativas de más de 100 jardines infantiles y salas cuna de Integra de la Región de Valparaiso.

La actividad, que se llevó a cabo los días martes y miércoles en el Hotel Queen Royal de Viña del Mar, buscó relevar el rol esencial que cumple la alimentación en el desarrollo cognitivo de los niños y niñas, donde una adecuada nutrición asegura el desarrollo cerebral y sus funciones, generando un impacto positivo a lo largo de la vida. En este contexto, el actual Programa Alimentario refuerza la oferta de una alimentación variada, equilibrada y que fomenta la formación de hábitos para la elección y consumo de una alimentación saludable por parte de los niños y niñas que asisten a los jardines infantiles y salas cuna.

María Isabel Pérez, nutricionista y Jefa del Departamento de Promoción y Protección a la Infancia de Integra, detalló que las nuevas bases del Programa Alimentario aseguran que el 100% de los alimentos que se entregan a los niños y niñas de los jardines infantiles sean saludables y prescindan de sellos. Además, incorporan modificaciones que contribuyen a que el periodo de alimentación sea un periodo más de aprendizaje dentro de la jornada diaria del jardín.

“Una de las novedades que tiene esta nueva licitación es que se acaban las bandejas y eso, para nosotros, es una muy buena noticia desde la perspectiva que queremos que el niño aprenda a comer. La bandeja era siempre un obstaculizador, se ponía todo al mismo tiempo, los niños revolvían la comida, en la casa nadie come en bandeja y, por lo tanto, esta nueva licitación viene con pocillos, los niños van a tener más tiempo para enfrentarse a cada preparación y, esperamos con ello, que las ingestas de los alimentos mejoren”, señaló María Isabel Pérez.

Otro de los cambios que trae el Programa Alimentario es la incorporación de vasos para los lactantes mayores, de manera que puedan iniciar a temprana edad con el hábito de tomar agua, un aprendizaje fundamental para su salud y bienestar. Todos estos cambios, detalló la profesional, tienen una intencionalidad y es entregar mayores posibilidades para que el niño y niña aprenda a comer.

“El desafío es cómo los adultos entendemos que este es un periodo de aprendizaje; igual como aprender los colores, las matemáticas, que requiere ser planificado, que requiere determinar qué rol cumple el adulto como un adulto mediador, como un adulto que modela y que también tiene la intencionalidad de que el niño aprenda a comer y ese es el gran desafío”, puntualizó la nutricionista.

Por su parte, Alejandra Rojas, educadora de Sala Cuna del Jardín Estrella Solitaria y participante de esta jornada, valoró la instancia donde se compartieron las principales informaciones respecto del Programa Alimentario, reforzando las prácticas que potencian los aprendizajes de los niños y niñas y promueven estilos de vida saludables.

“Nos permite a nosotros acordar y redefinir o recordar cuáles son nuestros roles y nuestras funciones en relación a todo lo que es, no sólo el programa alimentario, sino también desde la vida saludable que es lo que queremos fomentar en los jardines infantiles y cómo ésta se relaciona con los aprendizajes de los niños y niñas; cómo una calidad de vida de alto nivel puede impactar en el desarrollo y el aprendizaje de los niños de nuestros jardines infantiles que es lo que directamente nos compete a nosotras como educadoras”, explicó Alejandra.

El Programa Alimentario de Integra contempla desayuno, almuerzo y once, además de una colación para los niños y niñas que asisten al programa de extensión horaria. Esta alimentación está inserta en un marco amplio de acciones que desarrollan los jardines infantiles y salas cuna y que promueven el bienestar y desarrollo saludable de lactantes y párvulos procurando brindar a los niños y niñas una mejor calidad de vida a través de experiencias educativas en esta línea.

Déjanos tu comentario