La cara solidaria de la globalización

“Se trata de extender por todo el continente las oportunidades igualitarias, aportando al desarrollo integral desde la cohesión social, el encuentro intercultural y el servicio mutuo”.

Habitualmente se contrapone el desarrollo de los grandes negocios, la globalización de la economía y el comercio, a la búsqueda de la justicia y la armonía social, a la promoción social y a la participación ciudadana. Siendo cierto que en algunas ocasiones se generan tensiones, quiebres o directamente enfrentamientos entre los diversos actores sociales (Estado, empresa-mercado, sociedad civil), el horizonte debe ser el desarrollo integral de nuestras naciones, lo que implica un diálogo y trabajo maduro entre todas las instancias que impactan a la ciudadanía.

Con este contexto, y en el marco de la expansión de las inversiones de capitales chilenos en el continente, resulta evidente que articular estas instancias es urgente. Un Estado que desconoce el valor de la actividad privada y del mercado, corre el riesgo de acorralar la libre iniciativa de las personas y de inhibir la innovación y la creatividad en los múltiples ámbitos de la vida social; por otro lado, si este Estado niega el diálogo y la participación a la sociedad civil, difícilmente ésta se apropiará de las políticas emanadas de un gobierno. Así podríamos hablar también del valor de la relación entre empresa y comunidad, lo significativo que representa el escuchar a las personas involucradas o afectadas por nuevas inversiones en los diversos territorios, conocer y valorizar sus culturas, aprender de sus riquezas y potenciar su desarrollo.

América Solidaria (www.americasolidaria.org) nació en Chile para colaborar en la globalización de la solidaridad y la justicia, para extender por todo el continente americano las oportunidades igualitarias, el protagonismo de quienes hoy están excluidos, aportando al desarrollo integral desde la cohesión social, el encuentro intercultural y el servicio mutuo. Las alianzas son fundamentales, primero con las mismas personas y organizaciones que hoy sufren la exclusión, luego con el mismo Estado —con sus servicios y programas—, y simultáneamente con las empresas e inversiones privadas.

Las alianzas fundadas en la justicia y la solidaridad se van ampliando, en el caso de Chile, de la mano de la Agencia de Cooperación Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores. Así hemos ido realizando importantes trabajos en Haití, Perú, Ecuador, República Dominicana y Centroamérica. También hemos sumado a las inversiones privadas, entre ellas, nuestras tres alianzas continentales: Lan, Komatsu-Cummins y, recientemente, el área financiera de Falabella (Banco, CMR, Viajes y telefonía móvil). Con esta última hemos firmado un ambicioso plan para trabajar en Chile, Colombia, Perú y Argentina (y en el futuro cercano, en Uruguay y Brasil), en conjunto con sus empleados y con las organizaciones locales que laboran diariamente por condiciones de dignidad y oportunidades de calidad para las comunidades más marginadas.

El esfuerzo realizado por la sociedad civil y por las empresas aportará directamente a la mayor equidad, a ampliar los espacios de justicia y a superar muchas de las barreras culturales que se expresan a través de los prejuicios y la discriminación que todavía nos limitan en el continente. Dada la situación de desigualdad y pobreza que aún prevalece en nuestra región, no podemos descuidar este importante trabajo conjunto, pues sólo así es posible soñar una mayor cohesión social, un desarrollo más integral y una paz social duradera a lo largo de esta hermosa y rica América.

Recorrer este virtuoso camino requiere que todos hagamos un cambio más radical en nuestras miradas mutuas, para que efectivamente sean de dignidad y nos permitan construir relaciones más igualitarias, y de esa forma edificar un estilo de vida personal y colectivo en que prevalezca la justicia.

Déjanos tu comentario

  • Luis Tello

    NADA NUEVO BAJO EL SOL, EL TIPICO COMENTARIO DE UN BOLIVARIANO DE LA NUEVA DERECHA QUE DEFIENDE LAS INVERSIONES EN PERU Y AMERICA DE LOS GRANDES INVERSIONISTAS PRIVADOS(NO INVERSIONES CHILENES COMO REPITEN CON MALIGNA MAJADERIA) COMO SI LAS GANACIAS DE ESAS INVERSIONES RESULTARAN EN UN SOLO PESO EN IMPUESTO AL HERARIO NACIONAL, COMO LE SUCEDE A LOS INVERSIONISTAS DE USA QUE PAGAN IMPUESTOS POR GANANCIAS EN EL EXTERIOR.

Noticias relacionadas

    No te quedes fuera. Inscríbete