Menú

La importancia de construir país en un nuevo aniversario de Chile

La denominada “chilenidad” es un sentimiento que apunta a unirnos y ayudarnos mutuamente, y qué mejor fecha para hacerlo que en nuestro aniversario nacional. Significa estar dispuestos, en conjunto entre los ciudadanos, el Estado y el sector privado, a ir un paso más adelante para avanzar en diversos desafíos pendientes en nuestra sociedad, como lo es la disminución de los índices de pobreza y trabajar por una educación más accesible y de calidad.

Por Alejandra Fuenzalida, directora ejecutiva de United Way Chile
Alejandra Fuenzalida, gerente general de UnitedWay Chile.

Estamos prontos a conmemorar un nuevo aniversario de Chile, fecha que nos invita a reunirnos, a celebrar y también a mirar nuestra historia con proyección hacia el futuro. En esta reflexión es que cabe hacer un análisis sobre el camino que hemos tomado para construir juntos un mejor país, y si bien hay muchas cosas que se han logrado y que se han hecho bien, también hay varias otras que tenemos pendientes por avanzar.

Una de ellas es la alta cifra de pobreza que existe actualmente en nuestro país, ya que aún son miles los chilenos que están en esta situación. Según la encuesta Casen de 2016, un 20,9% de la población chilena vive en pobreza multidimensional, lo que significa que más de tres millones de personas se encuentran en situaciones deficientes en materia de salud, educación o vivienda.

En relación a este ítem, la encuesta “Qué piensan los chilenos de la pobreza”, realizada en mayo de este año por el Hogar de Cristo en colaboración con GFK Adimark, arrojó diversas cifras acerca de cómo las personas miran la pobreza hoy en día.

Una de las consultas de este estudio aborda qué factores inciden en la situación de pobreza a una persona y los cerca de mil consultados respondieron mayoritariamente que la falta de oportunidades (58%). Mientras que la Educación y la entrega de herramientas para lograr salir adelante es elegida (con un 49%) como el elemento más efectivo para combatir este problema.

Sin embargo, a mi juicio uno de los datos más interesantes de este estudio se relaciona con la pregunta sobre quién debe ocuparse de la pobreza en nuestro país. Al respecto, un 54% mencionó al Estado como principal responsable, seguido muy de cerca por el 52% de encuestados que responsabiliza a “todos los chilenos”.

Justamente quisiera detenerme en este punto, porque corrobora una mirada que muchas organizaciones de la sociedad civil venimos planteando desde hace años: con toda seguridad, la disminución de la pobreza en Chile es una tarea ardua, que requiere necesariamente de la colaboración y el esfuerzo de todos.

Es por esto que resulta sumamente importante encontrar el mejor camino para enfrentar este escenario, que pasa, en principio, por ser capaces de entregar mejores y mayores oportunidades de desarrollo y aprendizaje a nuestros niños, y eso sólo es posible a partir de un marco social, empresarial y político que establezca en el centro de la agenda la necesidad de nivelar y mejorar la situación de la educación en Chile.

La invitación es a que en estas Fiestas Patrias, donde organizaremos celebraciones con toda la familia, nos demos también un espacio para reflexionar cómo cada uno de nosotros puede aportar a la disminución de la pobreza en Chile. El sólo pensamiento que mientras muchos de nosotros festejamos, hay miles de compatriotas que aún no han recibido los frutos de lo que hemos construido como país en estos 207 años de independencia, debería motivarnos a dar algo más.

La denominada “chilenidad” es un sentimiento que apunta a unirnos y ayudarnos mutuamente, y qué mejor fecha para hacerlo que en nuestro aniversario nacional. Significa estar dispuestos, en conjunto entre los ciudadanos, el Estado y el sector privado, a ir un paso más adelante para avanzar en diversos desafíos pendientes en nuestra sociedad, como lo es la disminución de los índices de pobreza y trabajar por una educación más accesible y de calidad.

Déjanos tu comentario