Menú

La Noche Más Larga del Hogar de Cristo, una experiencia transformadora que cambiará el pronóstico social

El pronóstico, finalmente, se cumplió. Durante la tarde del lunes 11 de junio, Santiago se cubrió de blanco y todos celebraron como niños. O casi todos, porque para las miles de personas en situación de calle ese clima inclemente no es un juego. A la mañana siguiente, un medio de comunicación reportó una triste noticia: “Cerca de las 8 de este martes se encontró a una persona fallecida afuera de la estación del Metro Ciudad del Niño en la comuna de San Miguel. Se trataba de un hombre en situación de calle de 65 años identificado como Luis Antonio Saavedra Silva”.

Santiago, 21.06.2017. A vivir en la calle con los más vulnerables la noche más larga “El cadáver de una persona en situación de calle fue hallado en la salida de la estación del Metro Pudahuel de la Línea 5, ubicada en la intersección de Teniente Cruz con San Pablo, en la comuna del mismo nombre. Se trata de un hombre, conocido por todos en el barrio como ‘Ulises’, que llevaba varios meses viviendo en la calle y que estuvo muy resfriado, según señalaron algunos conocidos. ‘Vivía en la calle, ¿quién no va a morir en ese estado . Hace mucho frío en la noche y en la mañana también. Le llevé una chaqueta y se la pusimos entre dos amigos’", dijo un residente del lugar que conocía a la víctima”. Esta nota, publicada el 25 de mayo pasado, se lee y se olvida, pero corresponde a un chileno, cuyo cadáver sigue sin ser retirado del Servicio Médico Legal. Este Miércoles 21 de junio, día en que se producirá la noche más larga del año y se iniciará oficialmente el invierno, hay anunciados 4 grados de mínima en una ciudad de Santiago que se pronostica nublada y húmeda. De acuerdo a datos del Ministerio de Desarrollo Social, cerca de 7 mil 500 personas, hombres en un 84 por ciento, de una media de edad de 44 años y con un promedio de 5,8 años en calle, vivirán esa inclemencia del tiempo a la intemperie en la Región Metropolitana, sin un techo bajo el cual guarecerse, como cada noche. Una cifra equivalente lo hará en el resto del país, concentrándose mayoritariamente en las regiones de Valparaíso (8%) y BioBío (7.1%), lo que corresponde con la distribución de la población nacional. El 16% de las 15 mil personas que vive en situación de calle en Chile son mujeres y tienden a concentrarse en la zona norte del país, a diferencia de los hombres. Y más de mil son menores de edad. Estas son las cifras de una realidad, que ha aumentado considerablemente en los últimos años y que es la manifestación más dura de la pobreza y lo que significa: “La más profunda vulneración de los derechos humanos de las personas”. Las personas en situación de calle tienen negados sus derechos a la alimentación, la vivienda, la salud, el trabajo, la educación y los estándares mínimos de calidad de vida. Por eso y para seguir enarbolando una de las banderas más reconocidas de la causa del Padre Hurtado, que siempre consideró a los niños y personas en calle, prioritarias como grupo de atención, este 21 de junio, el Hogar de Cristo ha reunido a un destacado y diverso grupo de líderes de opinión para integrarlos a nuestras ruta de calle habituales. Actores, periodistas, empresarios, intelectuales, se sumaran en 5 grupos de 8 personas, incluidos dos voluntarios expertos en el tema, para entregar sopa, café, sandwiches, frazadas, nylon a quienes habitualmente encuentran en estos circuitos que corresponden a las comunas de Estación Central y Quinta Normal; Recoleta e Independencia; Pudahuel y Cerro Navia; Lo Espejo y Pedro Aguirre Cerda, y San Miguel y San Joaquín. La experiencia -muchas veces transformadora para sus participantes-, busca visibilizar una de las manifestaciones más crudas de la exclusión social. Ponerle cara, nombre, conocer directamente las historias que oculta, es esencial para comprometerse e involucrarse en la lucha por la dignidad de las personas. Este año y hasta hoy, de acuerdo a cifras del Ministerio de Desarrollo Social y a las de nuestra Dirección de Comunicaciones, 8 personas han muerto por hipotermia y otras razones asociadas a la precariedad de sus condiciones de vida en la calle en Chile. Eso dentro de un total de 31 fallecidas, pertenecientes a este grupo de riesgo. Los lamentables decesos se han producido en Puerto Natales, Los Ángeles, Curicó, San Fernando y en la comuna de Pudahuel, de Santiago, en los 4 casos restantes. Conocer esos casos, da cuenta de lo que relata Juan Carlos, voluntario del Hogar de Cristo, recordando a Rodrigo, quien murió en la calle en octubre de 2016: “Lo vimos dos veces la noche anterior, al partir y al terminar la ruta. Estaba muy mal, con espasmos, pero no quería nada. Ni médico ni ir al hospital. Yo volví el sábado por la mañana y seguía igual, rodeado de moscas en medio de una fetidez terrible. Murió por la tarde. La jefa de nuestro grupo logró averiguar su nombre completo, su RUT, ubicó a su mujer, que no quería saber nada de él. Era esquizofrénico y había sido alcohólico. Su hija se había ahorcado, después de tener una guagüita. Era una tragedia familiar muy dura la que arrastraba. A mí me golpeó mucho su muerte, nos habíamos hecho amigos”, dice Juan Carlos, quien lleva más de un año dedicando sus noches a asistir a las personas en calle. Así explica su porqué: “Hoy en que todo se expresa en plata, necesito dar algo gratis, un poco de mi tiempo. Y he descubierto que más que la comida y el abrigo, lo que más valoran las personas como Rodrigo es la compañía, la aceptación, el respeto. Que uno los mire y los escuche”. AGENCIA BLACKOUT

La causa del Padre Hurtado invita a reconocidos personajes del mundo político, de la cultura, de los medios y del espectáculo a involucrarse con la realidad de las personas en situación de calle. La noche en que parte el invierno, premunidos de café, abrigo y sobre todo de tiempo para escuchar, recorrerán las rutas donde suelen pernoctar los más vulnerables entre los vulnerables.

El pronóstico, finalmente, se cumplió. Durante la tarde del lunes 11 de junio, Santiago se cubrió de blanco y todos celebraron como niños. O casi todos, porque para las miles de personas en situación de calle ese clima inclemente no es un juego. A la mañana siguiente, un medio de comunicación reportó una triste noticia: “Cerca de las 8 de este martes se encontró a una persona fallecida afuera de la estación del Metro Ciudad del Niño en la comuna de San Miguel. Se trataba de un hombre en situación de calle de 65 años identificado como Luis Antonio Saavedra Silva”.

Este 21 de junio será la noche más larga, el famoso solsticio de invierno, el inicio de una nueva estación. Porque lo que mata no es el frío, sino la indiferencia, es que el Hogar de Cristo convoca a cambiar el pronóstico e invita a personas del mundo político y del espectáculo a sumarse a una ruta calle. El objetivo es visibilizar a las personas en situación de calle y que todos, en Santiago y en todas las ciudades del país, vean y escuchen las necesidades de aquellas personas que a diario están en nuestro camino pero no vemos.

Una ruta calle consiste en recorrer y visitar a las personas que viven a la intemperie. Es llevarles abrigo y comida, un té o un café calientes, una comida o un sandwich; es sobre todo escuchar sus necesidades y ser su puente de ayuda. Es contarles que existen albergues y que pueden estar ahí para capear las gélidas noches. Es decirles que te interesan, que no les temes, que los puedes llevar y que ahí estarán protegidos de las inclemencias del clima y que podrán recibir alimentos.

Años anteriores, el Hogar de Cristo ha convocado y la respuesta ha sido positiva. El 2016, por ejemplo, jugadores de Colo Colo acudieron al llamado. Luis Mena, el ex defensa del equipo, dijo: “Fue una experiencia intensa, donde vivimos en carne propia lo que es la vida de la gente de la calle, donde pudimos interactuar con ellos y brindarles un poco de ayuda”. El año pasado se unieron a la invitación Amaya Forch, el entonces presidente de la CPC, Alfredo Moreno, Cristián Campos y Rodrigo Salinas, entre otros.  Este 2018 se sumarán a nuestra rutas las ministras de la Mujer y la Equidad de Género, María Isabel Plá; y la del Deporte, Pauline Kantor; la psicóloga Vinka Jackson; varias connotadas periodistas y periodistas; el actor Francisco Melo;  entre muchos otros personajes, que han aceptado la invitación, porque creen que es posible cambiar el pronóstico del tiempo promedio que permanece la gente en calle, que son 6 años, y sacarlos de ahí, para que recuperen sus vidas y sus derechos.

Si bien el Segundo Catastro de Personas en Situación de Calle (2011) indica que en nuestro país 12.255 personas viven bajo estas circunstancias, de los cuales cerca 725 son menores de 18 años. De acuerdo al último Registro Social de Calle, del Ministerio de Desarrollo Social, este grupo tienen un promedio de ingreso de $52.553, un 50% menos que los $105.430 que define la línea de extrema pobreza. Y un dato que impresiona, sólo 50,4% tiene acceso a agua potable versus al 96,7% de la población nacional. Uno de cada dos declara tener un mal estado de salud. Por eso y todo lo que conlleva vivir en la calle, es que el Hogar de Cristo invita a cambiar el pronóstico del tiempo que pasan en promedio en las calle los miles de hombres, mujeres y niños que viven en esa situación, logrando su inclusión social. El llamado es a involucrarse porque vivir y nacer en pobreza es la mayor vulneración de los derechos humanos.

Déjanos tu comentario