La Protectora y CONAF firmaron convenio para plantar más de mil árboles en Campus Puente Alto

Para aumentar las áreas verdes y mejorar la calidad de vida de más de 4 mil niños en Puente Alto, la Protectora de la Infancia firmó el martes 5 de julio un convenio de colaboración con CONAF, que contempló la donación de parte de esta corporación de 1.132 árboles entre nativos y exóticos.

La plantación de los árboles se realizó en una jornada medioambiental en que participaron más de 300 voluntarios de colegios y organizaciones de la Región Metropolitana.

Para aumentar las áreas verdes y mejorar la calidad de vida de más de 4 mil niños en Puente Alto, la Protectora de la Infancia firmó el martes 5 de julio un convenio de colaboración con CONAF, que contempló la donación de parte de esta corporación de 1.132 árboles entre nativos y exóticos.

La plantación de los ejemplares se realizó en el contexto de una jornada medioambiental en la que participaron alumnos de la Protectora de la Infancia, cerca de 300 voluntarios permanentes y estudiantes de la Red Solidaria de Colegios de la institución, y monitores de la ONG Sin Huella.

Esta alianza se enmarca en el Programa de CONAF “+ Árboles para Chile” que busca incrementar el arbolado urbano y peri-urbano en todas las regiones de Chile, con el objeto de mejorar las condiciones ambientales de las ciudades y la calidad de vida de la población.

Alicia Amunátegui, Presidenta de la Protectora de la Infancia, señaló: “Con esta donación de CONAF nos motivan y nos muestran el cómo poder embellecer más y mejor nuestras áreas verdes y, obtener así con ello, un paisaje armonioso y atractivo para los niños que La Protectora acoge y educa. Cada día, el resguardar y el cultivar, el observar con detención el árbol que tuvimos ocasión de plantar, nos hará el ser cuidadosos de nuestra Casa Común”.

Por su parte, Ariadna Mansilla, Jefa del Departamento de Fomento y Desarrollo Forestal y Directora Regional Subrogante de CONAF, destacó la participación de monitores de distintos colegios y organizaciones, y la oportunidad que se genera con esta plantación. “Los niños son precisamente el futuro en el cual ponemos todas nuestras esperanzas para que ellos aprendan a cuidar el medioambiente. Por lo tanto, además de poner un árbol, es sembrar la esperanza en ellos”, afirmó.

Déjanos tu comentario