Menú

«La Región de Coquimbo vive a diario el impacto de la grave escasez hídrica»

Andrea Hernández, directora regional de Fusupo Coquimbo.

Cerca de 3 mil postulantes tuvo la exitosa convocatoria de la Fundación Superación de la Pobreza para ser parte del programa SERVICIO PAÍS, que destina profesionales jóvenes a trabajar en comunas rurales y apartadas de todas las regiones y que se apresta a celebrar sus 20 años de trabajo por un Chile sin pobreza.

Estas semanas hemos dado a conocer la mirada y diagnóstico que la Fundación tiene en cada región y cómo están enfrentando los problemas sociales de la comunidad a través del SERVICIO PAÍS.

REGIÓN DE COQUIMBO:

Andrea Hernández, directora regional de la fundación: “Esta región vive a diario el impacto de la grave escasez hídrica”

coquimbo1“En un recorrido, una señora me comentó que diariamente debía elegir entre bañar a su hijo o regar sus árboles, así es el impacto de la escasez hídrica”, plantea la ingeniera comercial, actual directora de la fundación en Coquimbo.

En efecto, sobretodo las comunas rurales de la región están afectadas muy fuertemente por la sequía y desde 2012 está considerada como zona de emergencia hídrica. Actualmente, Coquimbo atraviesa su octavo año de fuerte sequía que ha impactado en la actividad productiva ligada al agro y ha generado flujos migratorios del campo a la ciudad y también desde esta región hacia otras más al norte, donde se puede acceder trabajos vinculados con la minería. Ciertos sectores, como Combarbalá y Montepatria, sólo se abastecen de agua traída por camiones aljibes.

 

“En todos nuestros diagnósticos, que hacemos con las comunidades de las comunas donde trabajan nuestros profesionales, aparece transversalmente el tema de la escasez hídrica y la transición climática que implica. Por ello, nuevamente con la comunidad, definimos nuestros focos de acción, que son: fortalecer la identidad territorial y cultural de los territorios; mejorar la gestión medioambiental, partiendo por la sensibilización y luego tomando acciones concretas; y, por último, optimizar la productividad para darles nuevas o mejores fuentes de ingresos a las personas para que no tengan que migrar y fragmentar sus familias”, señala Andrea Hernández.

Hoy SERVICIO PAÍS en Coquimbo trabaja concretamente en fortalecer el emprendimiento local, buscando la valorización de lo local. Así generan nuevas competencias productivas y comerciales entre pequeños productores como las tejedoras con espinas, productoras de jabón de leche de cabra, de plantas medicinales y olivocultores, entre otros, generando ingresos para las familias y evitando la pérdida de las tradiciones por motivos económicos.

En educación y gestión ambiental, SERVICIO PAÍS desarrolla talleres de educación ambiental en varias comunas, apoyando a los niños “forjadores” o promotores de buenas prácticas. Con las escuelas y con organismos sociales realizan huertas de autoconsumo, reuniones sobre temáticas ambientales, eco plazas, y criadero de lombrices para compost.

Coquimbo2También en materia de cultura realizan acciones. “La región se caracteriza por falta de espacios para el desarrollo artístico, los jóvenes no tienen dónde expresarse. El problema es que esto conlleva una fuerte pérdida de identidad local. Para ello, hemos trabajado con las municipalidades para desarrollar planes municipales de cultura y con el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes en la muestra Multicolor que traslada a artistas y gestores culturales a distintas localidades regionales para mostrar y generar espacios de participación cultural. Además, apoyan ferias, realizan talleres de formación de gestores culturales y residencias artísticas para el fortalecimiento de las tradiciones artísticas escénicas. El objetivo también es la revalorización de lo local.

Y, aparte de trabajar directamente con las comunidades, “trabajamos para poder llevar las reflexiones y el sentir de las comunidades a distintos espacios de influencia. Queremos generar diálogo entre las necesidades de las personas y el diseño de los programas que les llegan, que los beneficios, bonos o subsidios estén ajustados a la realidad de las comunidades. Y, por supuesto, que todos los actores relevantes de la región, especialmente la academia y sus futuros profesionales, tomen consciencia del tema de la sequía que es el principal en la región”, comenta.

Dentro de esta línea, realizan seminarios sobre escasez hídrica y pobreza, y trabajan con más de 100 universitarios voluntarios que participan en proyectos con comunidades rurales, y de esa manera conocen su realidad regional. “Soñamos con levantar próximo año una mesa de investigación sobre la pobreza en la región, que genere tesis, análisis y discursos concretos, a fin de que haya un trabajo coordinado y acciones enfocadas en las necesidades reales de la población”, menciona.

“Esperamos el próximo año tender más a la acción, instalar la mesa y concretar estudios locales que tengan incidencia en las políticas públicas. Notamos un fuerte abandono de las zonas rurales, cuya riqueza es única en identidad, patrimonio y tradición”, concluye la directora regional.

Déjanos tu comentario