Menú

La salud física mejora con la práctica del deporte en barrios de Chile

Mientras las nuevas normas de salud y deporte buscan aumentar la práctica de diversas discipli-nas y crear más espacios, los estudios indican que el realizar actividades como juegos simples y constantes, o practicar fútbol, con cierta periodicidad, puede generar mejoras en la prevención de enfermedades cardiometabólicas de los niños.

Una de las grandes problemáticas que enfrenta el grupo étareo entre 3 y 13 años de nuestro país, es la inactividad física y la incidencia que esta tiene en generar enfermedades cardiometabólicas (diabetes y enfermedades cardíacas, entre otras). Hace 20 años atrás nos preocupábamos por la desnutrición y hoy la mirada está puesta sobre cómo se lucha contra el aumento de peso y sus efectos en la salud. A una mala alimentación se suman la falta de práctica de deportes o activida-des de juego que ayuden a equilibrar el excesivo consumo de calorías.

De esta forma, Chile ocupa el 6º lugar a nivel mundial y primero en América Latina como el país que posee mayor porcentaje de obesidad infantil según cifras del Instituto de Nutrición y Tecno-logía de Alimentos (INTA), quien también advierte que el 70% de los niños podría sufrir de obe-sidad en el corto plazo. Por esto, el deporte y fomento de talleres sociodeportivos que ayuden al ejercicio de la actividad física en niños y niñas de diferentes sectores del país contribuye directa-mente en la salud y prevención de enfermedades que estos puedan desarrollar durante la infancia y luego la adultez.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se recomienda al menos 180 minu-tos diarios de actividad física de cualquier intensidad en pre-escolares y 60 minutos de actividad moderada o vigorosa para escolares y adolescentes. Sin embargo, 7 de cada 10 pre-escolares no cumplen la regla, mientras que 8 de cada 10 adolescentes tampoco lo hacen.

‘‘Es importante que los niños realicen actividad física desde pequeños para potenciar el desarrollo psicomotor y muscular, previniendo enfermedades de salud que son consecuencia de la inactivi-dad. La recomendación es que el niño realice, al menos, cinco rutinas a la semana, realizando ac-tividades moderadas como saltar, trepar, trotar o andar en bicicleta’’, explica David Salazar, pro-fesor de educación física y coordinador territorial de Fútbol Más.

Hoy se conmemora a nivel mundial el Día del Deporte para el Desarrollo, un concepto que fun-daciones como Fútbol Más lleva trabajando hace más de 10 años, y en donde el foco central es utilizar cualquier disciplina deportiva para mejor las condiciones de la vida social y de la salud de las personas. A través de la implementación de programas integrales que promueven el desarrollo de la actividad física y reducir el sedentarismo en niñas, niños y adolescentes, la fundación asume el rol y responsabilidad de proteger a la infancia, además de otros factores como la inclusión, el desarrollo de habilidades blandas y el respeto por la comunidad.

Luego de un año de trabajo de Fútbol Más en los barrios de Chile, el índice cintura-estatura reve-la que el 74% de los menores ya no representan riesgo de enfermedades cardíacas y solo el 1% presenta un estado de obesidad. ‘‘Desde 2014, la proporción de niños de Fútbol Más con riesgo de sufrir enfermedades cardiometabólicas bajó al rededor de 18 puntos porcentuales. Además, el 80% de ellos manifestó tener mejor estado físico y estar más seguros de sí mismos’’, explica Fer-nando May, coordinador de estudios de la fundación.

De esta forma el deporte está impactando la salud de cientos de niños, y no es casualidad tampo-co que el modelo de usar el deporte para desarrollar mejoras en la salud siga creciendo. El desafío es que sea pronto, por el bien de los niños chilenos.

Déjanos tu comentario