Las Organizaciones Sociales con las pilas puestas.

Como una iniciativa desde las organizaciones sociales, fuimos convocados por Fundación Chile, la red de emprendedores Ashoka y el movimiento AULA a ser parte de la Agenda Común por la Educación. Llevamos varias semanas de trabajo logrando formar equipo y buscar lo que nos une, reconociendo nuestras diferencias y respetando los distintos puntos de vista de los otros.

Por Verónica Abud, Directora Fundación Sociedad Anónima
Verónica Abud, Directora Fundación Sociedad Anónima

Hay varias iniciativas en curso, donde organizaciones sociales nos encontramos trabajando, para hacer propuestas que mejoren la calidad de la educación, especialmente de los sectores más vulnerables. La diversidad de instituciones educacionales, que trabajan en diversos campos como inclusión, lectura, capacitación docente, primera infancia, convivencia escolar, lenguaje, etc. hace que la tarea no sea fácil. Lo único común para todos es que trabajamos directamente en escuelas, por lo que nuestra experiencia es real, conocemos el sistema y sabemos los problemas que enfrenta el proceso de enseñanza y aprendizaje. Somos muchos los que llevamos años de trabajo sistemático y continuo luchando por mejorar la calidad de la educación.

Como una iniciativa desde las organizaciones sociales, fuimos convocados por Fundación Chile, la red de emprendedores Ashoka y el movimiento AULA a ser parte de la Agenda Común por la Educación. Llevamos varias semanas de trabajo logrando formar equipo y buscar lo que nos une, reconociendo nuestras diferencias y respetando los distintos puntos de vista de los otros. No ha sido una tarea fácil pero sí muy enriquecedora para los participantes y tenemos la esperanza de llegar a una agenda común.

¿Para que hacerlo? ¿Para quién hacerlo? ¿Servirá de algo? ¿Quién puede interesarse? ¿Incidirá en la autoridades? etc…….. son preguntas que aún no tienen respuesta. Tantas veces hemos tenido la misma ilusión; que estos trabajos serán considerados para abordar la necesidad de entrar a la sala de clase con programas que permitan que todos nuestros alumnos aprendan a leer, escribir y las cuatro operaciones matemáticas en 4 básico y no sigamos arrastrando por décadas los déficit con que actualmente nos encontramos.
La urgencia por resolver esta situación se grafica en los resultados del SIMCE donde el 46 % de los alumnos no alcanza estos estándares indispensable para continuar con éxito su trayectoria educativa.

Leer más  La importancia de construir país en un nuevo aniversario de Chile

Así como las organizaciones sociales tenemos las pilas puestas, esperemos que los actores responsables de producir estos cambios también se las pongan.

Déjanos tu comentario