Menú

“Locales Conectados”: reactivar la economía local desde los almacenes de barrio

Renca y Peñalolén hoy tienen en común una de las iniciativas que está transformando la forma de reactivar la economía local y llegar con ayuda urgente a las familias que más necesitan recursos en tiempos de crisis.

Renca y Peñalolén hoy tienen en común una de las iniciativas que está transformando la forma de reactivar la economía local y llegar con ayuda urgente a las familias que más necesitan recursos en tiempos de crisis.

Ambas implementan en sus barrios el piloto de Locales Conectados: la iniciativa de Urbanismo Social y el Laboratorio de Innovación Social de la UC que busca que los recursos que están destinados a las personas más vulnerables sean gastados directamente en sus almacenes de barrio.

El trabajo en colaboración y la creación de una red de integrada por actores públicos, privados y de la sociedad civil ha sido clave. En concreto, lo que se está probando en Renca y Peñalolén, es la entrega de un voucher digital a las familias, los cuales deben ser gastados exclusivamente en almacenes, farmacias de pequeña escala y verdulerías de su barrio. De esta forma, las familias pueden seleccionar los productos que deseen adquirir, en virtud de sus necesidades personales, y participar activamente en la reactivación económica de su entorno, principalmente de los territorios más vulnerables del país.  Un proceso que va de la mano con el fortalecimiento del tejido social de los barrios, a través de estos vínculos de apoyo en pleno contexto de crisis económica.

El martes 16 de junio comenzó el piloto en Peñalolén, con la participación de la alcaldesa Carolina Leitao, y el sábado 6 de junio en la comuna de Renca. Este lanzamiento contó con la compañía del alcalde de la comuna, Claudio Castro, y el edil de Santiago, Felipe Alessandri, ya que el proyecto se replicará dentro de las próximas en uno de los barrios de su territorio y espera llegar a otras 346 comunas de Chile.

“Creemos que este modelo de trabajo va a inyectar recursos al barrio y a los territorios más vulnerables y, además, dejar la capacidad instalada en el comercio local donde pueden entrar a una primera etapa de digitalización, de fortalecimiento y a la vez transformarse en un actor relevante en el desarrollo estratégico de cada uno de los barrios”, destaca Pilar Goycoolea, Directora ejecutiva de Urbanismo social.

Para Johanna Colipi Tranaman, dueña del Almacén “Pluma Colorada” del sector Lo Hermida en Peñalolén esta ayuda es una buena medida para enfrentar la crisis social y económica que viven los comerciantes. “Con el estallido social nosotros tuvimos que cerrar nuestro local por la inseguridad, lo que provocó una baja en las ventas y con la crisis sanitaria, esto se agravó. Esta medida ayuda a que los vecinos puedan acceder a los productos que ellos necesitan” comentó Johanna Colipi.

Actualmente, Locales Conectados cuenta con un equipo de 30 personas que trabajan por ofrecer una solución que conecte a las personas con sus almacenes de barrio en todo Chile, pero muy enfocados en hacer todos los ajustes que sean necesarios en la fase piloto para expandir sus territorios de acción. Las labores se dividen en resolver todas las consultas que surgen de las personas que reciben el beneficio, convocar a más almacenes y locales de barrio, y articularse con gobiernos locales, municipios y empresas.

Locales Conectados proyecta su trabajo mucho más allá de la pandemia. El objetivo es que esta plataforma de conexión quede instalada en los barrios, digitalizar el trabajo de los almaceneros, y fortalecer las redes que existen y se han acentuado dentro de cada uno de los territorios, donde sólo desde la colaboración, se podrá salir adelante.

Déjanos tu comentario