Menú

Niños con cáncer celebran 15 años de escuelas intrahospitalarias

Estas escuelitas, que han recibido a más de 1.100 alumnos en estos años, tiene como objetivo continuar los estudios de los niños que deben someterse a un tratamiento para el cáncer.

Por Arianne Boelhof

La Fundación Nuestros Hijos, que asiste al 40% de los niños con cáncer de escasos recursos, celebró este martes los 15 años de sus escuelas ubicadas dentro de los hospitales Sótero del Río y Exequiel Gonzáles Cortés  junto a sus colaboradores y autoridades de la comuna

 Estas escuelitas, que han recibido a más de 1.100 alumnos en estos años, tiene como objetivo continuar los estudios de los niños que deben someterse a un tratamiento para el cáncer y por ende dejar de asistir a su establecimiento educacional habitual. De esta forma, ellos no pierden clases y les es más fácil su reinserción escolar una vez terminado el tratamiento.

La Gerenta de Educación de la Fundación Nuestros Hijos, Daniela Torres, explicó que “esta escuelita ayuda a los niños a fortalecerse psicológicamente, desarrollando una mejor adhesión al tratamiento, ya que mantienen su mente ocupada en actividades significativas y entretenidas, olvidándose del dolor y de otras situaciones estresantes”.

Debido a que los alumnos de estas escuelas tienen un estado de salud muy delicado, todos los profesores son instruidos por los mismos médicos para que tengan los cuidados adecuados y refuercen el tratamiento durante las clases.

A la celebración asistieron algunas empresas cooperadoras de la fundación como LG, Laboratorios Chile y los concejales de la comuna de Puente Alto, Germán Codina y Sylvia Roubillard. Esta última destacó la labor de las escuelas en el tratamiento de los niños, “es muy valioso el trabajo que hace esta fundación ya que permite la recuperación de estos niños, entregándoles un apoyo integral”.

Además, Daniela Torres detalló que desde el lado emocional, el asistir a clases tiene un rol fundamental para los niños, ya que en este espacio reciben contención, apoyo y son aceptados tal como son.

Historia de la Fundación

Fundación Nuestros Hijos nació en 1991 gracias a la iniciativa de un grupo de padres que compartieron la experiencia de haber tenido un hijo con cáncer y que tuvieron la oportunidad de ser tratados en el St. Jude Children`s Research Hospital de Memphis, Estados Unidos.

Desde 1998 se ha  recibido en su casa de acogida 575 niños, más de 1.100 han pasado por nuestras escuelas, hemos entregado más de 9.000 unidades de alimento especial para los niños y 682 catéteres especiales,  que han mejorado sustantivamente la calidad de vida de nuestros pequeños.

Fundación Nuestros Hijos, dirigiendo su acción a un tratamiento integral para el niño enfermo de cáncer, construyó y es actualmente el sostenedor de dos Escuelas Hospitalarias, Escuela Básica N° 1676 Nuestros Hijos ubicada en el Hospital Dr. Exequiel González Cortés y Escuela Básica N° 116 del Hospital Dr. Sótero del Río, las cuales en esta fecha cumplen 15 años. Éstas permiten a los niños continuar sus estudios en forma normal, disminuyendo así el riesgo de deserción escolar en un futuro cercano.

Las escuelas cumplen con todos los requerimientos necesarios para un niño en esta situación, como son: tomas de aire, calefacción, rampas para sillas de rueda, enfermería, control total en la manipulación de alimentos e incluso acompañamiento tutorial a los alumnos imposibilitados de asistir a clases y que se encuentran en sus casas y atención en sala a los que están hospitalizados. Cuentan con salas de computación, biblioteca y laboratorio de ciencias.

El principal objetivo de estas escuelas se centra en el hecho que el niño, una vez recuperado, pueda reinsertarse en el establecimiento educacional de origen en un proceso natural y simple.

Déjanos tu comentario

  • Patricia Tabilo

    Felicitaciones, estas son las noticias, que nos engrandecen como sociedad y como seres humanos.

  • Francisca

    Me parece excelente y los felicito por esta gran labor, sería tan bueno que uno pudiera ayudar de alguna forma también a todos los niños que lo requieran, yo no soy doctora ni profesora pero tengo todas las ganas y disponibilidad para ayudar, ya que no estamos libres de esta enfermedad.
    Sigan adelante!!!