Menú

Plataforma tecnológica EKID, desarrollada para Fundación Niños Primero, gana premio Avonni 2019 en categoría Innovación Social

La aplicación permite monitorear, georeferenciar y registrar, a través de cualquier dispositivo con acceso a internet, las 1.200 sesiones domiciliarias que semanalmente realizan las monitoras de la Fundación. FNP trabaja en 17 comunas del país y con 600 hogares, para ayudar a igualar las oportunidades de educación desde la primera infancia.

La aplicación permite monitorear, georeferenciar y registrar, a través de cualquier dispositivo con acceso a internet, las 1.200 sesiones domiciliarias que semanalmente realizan las monitoras de la Fundación. FNP trabaja en 17 comunas del país y con 600 hogares, para ayudar a igualar las oportunidades de educación desde la primera infancia.

Santiago, 3 de diciembre 2019. Ordenar, registrar y monitorear en línea, a través de un celular, un computador o de cualquier dispositivo con acceso a internet las 1.200 sesiones domiciliarias que semanalmente realizan las monitoras de Fundación Niños Primero a niños de 600 hogares de  17 comunas del país. Esta es la idea detrás de EKID, la plataforma tecnológica que acaba recibir el Premio Nacional de Innovación Avonni, en la categoría innovación social.

La plataforma fue creada por Matías Claro, fundador de Fundación Niños Primero y gerente general de Grupo Prisma, junto a su esposa, la abogada de la Universidad Católica, Anne Traub, y desarrollada por el periodista y magíster en Innovación, Tomás Aliaga.

“Uno de los principales desafíos de las fundaciones sin fines de lucro es lograr tener procesos internos de control de gestión que permitan hacer escalables este tipo de iniciativas, logrando reportar de forma objetiva y clara a los distintos donantes, a la vez que aseguramos también el cabal cumplimiento del programa. Por ello, vimos la necesidad de desarrollar EKID, una herramienta que nos ayuda en el propósito de cambiar el futuro de los niños más vulnerables de Chile con educación desde la primera infancia”, indica Matías Claro.

“Ekid fue el resultado de un proceso de trabajo muy lindo y enriquecedor. Con las claves de la  innovación abierta trabajamos desde el minuto uno en terreno identificando las necesidades que las monitoras de la Fundación Niños Primero tenían, las funcionalidades que necesitaban mejorar dentro de su proceso de trabajo, entre otros. También fue fundamental escuchar a todos los estamentos de la Fundación para recoger sus inquietudes, ideas y finalmente generar un producto colaborativo y a la medida, que ha abierto canales de comunicación directa para todos quienes trabajan en la Fundación”, explica el desarrollador de EKID, Tomás Aliaga.

Fundación Niños Primero, entidad sin fines de lucro financiada por distintas familias y empresas donantes, entre ellas Grupo Prisma, busca fortalecer la educación inicial en la primera infancia a través de un modelo de estimulación temprana traído desde Estados Unidos.  Este programa contempla sesiones educativas en las casas de los niños y sus familias durante dos años, para  potenciar el ámbito cognitivo, pero también fortalecer el vínculo afectivo con los padres y cuidadores, áreas decisivas para el desarrollo futuro.

Así, los niños que participan en el programa obtienen mejores resultados en las pruebas estandarizadas tipo SIMCE, llegan un 20% adelantados frente a su grupo de control a colegio, tienen un 50% menos en la necesidad de derivación a especialistas (psicopedagogo, profesor particular, terapeuta ocupacional) y reducen en un 30% la deserción escolar.

No obstante, lo más importante es que se logra cambiar la realidad de muchos hogares, donde los padres pasan desde ser muchas veces indiferentes de la realidad de sus pequeños hijos, a tomar el rol que les corresponde como el primer y mejor educador de ellos, todo lo cual ayuda a “emparejar la cancha” desde la primera infancia para transformar el futuro de los niños.

Déjanos tu comentario