Menú

Profesor Eduardo Cortés de Quillota ganó el Global Teacher Prize Chile 2017

Los cinco finalistas del galardón serán postulados por Elige Educar al Global Teacher Prize mundial, conocido como “el Nobel de la enseñanza”.

Eduardo Cortés (35) es profesor de Tecnología en el Colegio técnico profesional Diego Echeverría de Quillota.
Los cinco finalistas del galardón serán postulados por Elige Educar al Global Teacher Prize mundial, conocido como “el Nobel de la enseñanza”.

El profesor de Tecnología, Eduardo Cortés, quien educa en el Colegio Diego Echeverría de Quillota se convirtió anoche en el ganador del Global Teacher Prize 2017.

En el encuentro realizado en el Centro Cultural Matucana 100 también se reconoció la labor de cada uno de los cinco profesores finalistas: Marcela Rodríguez, profesora de Matemáticas en el Liceo A-1 Octavio Palma Pérez de Arica; Mauricio González, profesor de Educación General de Básica en el Liceo Técnico Profesional de Colchane, Región de Tarapacá; Beatriz Saavedra, educadora de Párvulos, en el Liceo Cacique Colin, de Lampa, y Marcela Henríquez, profesora de Lenguaje y Comunicación en el Liceo Polivalente Carlos Montané Castro de Quirihue, en la Región del Bíobio, quien además ganó el premio como favorita del público, entregado por TVN.

“Los cincos finalistas son profesores que con su labor diaria han logrado impactar positivamente en los aprendizajes de sus alumnos y en la comunidad en la que trabajan. A través de ellos quisimos reconocer la labor que realizan miles de docentes a lo largo de todo Chile”, destacó Joaquín Walker, director ejecutivo de Elige Educar.

El ganador recibió un reconocimiento de 10 mil dólares y pasajes para dos personas a New York, mientras que los restantes cuatro finalistas, además de su nominación al premio internacional, recibieron un viaje para ellos y un acompañante a Lima, una ludoteca y una colección diversa de textos y material didáctico de vanguardia para ellos y sus comunidades educativas.

Eduardo Cortés, ganador del GTP Chile 2017, destaca por movilizar aprendizajes en sus estudiantes involucrándolos en actividades que realmente tengan sentido en sus vidas y para la comunidad. Así, a través de una metodología basada en proyectos, este profesor ha motivado a sus estudiantes a ser ellos mismos quienes encuentren soluciones a sus problemas y a los del entorno, despertando no sólo el gusto por aprender sino, además, fortaleciendo un aspecto fundamental: su autoestima. “Lo que yo busco es generar espacios distintos y generar una conciencia social en mis alumnos, los jóvenes pueden ayudar a otros con lo que aprenden, ser actores de cambio y a la vez generar aprendizajes significativos”, explicó el docente.

La Presidenta Michelle Bachelet, a través de unas palabras por escrito señaló que: “Este premio es importante. Es una manera de decir a todos los profesores del país que no están solos, que Chile valora enormemente lo que hacen, que son parte esencial de las transformaciones que hemos emprendido y que pueden contar con nosotros”, dijo la mandataria.

El Global Teacher Prize es una iniciativa mundial que Elige Educar desarrolla por segundo año en Chile, con el objetivo de reconocer a profesores que están haciendo una importante contribución a su profesión en nuestro país. En su segunda versión nacional este premio convocó a todo el país a nominar a aquellos profesores que con su trabajo diario en las salas de clases abren oportunidades a todos sus alumnos, innovan en su trabajo y de esta forma marcan la diferencia. El resultado se tradujo en más de 24 mil profesores nominados en todo Chile, mil postulantes y cinco grandes finalistas.

Profesor Eduardo Cortés Inostroza – Región de Valparaíso
A través de la metodología basada en proyectos este profesor está transformando la educación TP

Cuando hablamos de una educación acorde al siglo XXI, hablamos en gran parte de lo que el profesor Eduardo Cortés Inostroza (35) está haciendo hoy en su sala de clases. Este docente del Colegio técnico profesional Diego Echeverría de Quillota, región de Valparaíso, está llevando la enseñanza de la Tecnología un paso más allá, dándole a esta asignatura un nuevo aire y protagonismo capaz de impactar profundamente a sus estudiantes y a toda la comunidad.

Siendo profesor de Educación Media Técnico Profesional, Eduardo sabe que el desafío de movilizar aprendizajes en sus estudiantes es imposible si no lo hace involucrándolos en algo que realmente tenga sentido en sus vidas, que les sirva, que no termine en la basura.

Desde el año 2010 distintos e ingeniosos proyectos, como la creación de un brazo robotico, de un cortador de botellas de vidrio que permite reutilizar ese material, la creación de una bicicleta eléctrica cargada con enegía solar o de una máquina de soldar hecha con trasformadores de microondas le han significado a sus estudiantes numerosos reconocimientos en diversos concursos y ferias tecnológicas de la región. Sin embargo, una de sus ideas se ha transformado en un proyecto emblemático no sólo de su asignatura, sino de toda la comunidad. Se trata de la “Misión Aconcagua”, proyecto desarrollado con sus estudiantes de la especialidad Técnico en Electricidad. Con ellos decidió salir de la sala de clases para poner sus conocimientos al servicio de algo real y concreto: hacer una completa revisión e instlación eléctrica para las familias de una problación de escazos recursos cercana a la escuela. Este proyecto ha ganado varios premios que le han permitido perdurar en el tiempo, transformándose en un hito esperado no sólo por los estudiantes, sino por sus apoderados y toda la comunidad. A través de él, el alumno no sólo se siente comprometido a tener un buen desempeño para cumplir con las normas técnicas que ese trabajo le exige, sino también por el compromiso social que implica la experiencia.

A través del aprendizaje basado en un proyecto de servicio, como “Misión Aconcagua” o en el reciclaje efectivo para responder a las necesidades de su entorno, el profesor Eduardo Cortés ha impulsado en sus estudiantes las ganas de transformarse en agentes de cambio, mostrándoles otras realidades y haciéndolos participes de proyectos donde aprender y ayudar se unen para hacer que su experiencia en la escuela tenga un sentido más allá de la calificación, promoviendo en ellos un sin número de emociones.

¿Cuál es la clave de estos proyectos para marcar la diferencia? Para este profesor son 4 las características que logran transformar un proyecto en toda una experiencia de aprendizaje significativo: Involucrar a los estudiantes en proyectos que tengan un resultado real, proyectos capaces de estimularlos al ver cuán capaces son de lograr buenos resultados, y que a su vez también logren motivar a las familias, a los apoderados, quienes al ver lo que sus hijos son capaces de lograr se vuelven agentes de motivación fundamentales. Otra clave que estén vinculados con su comunidad, a través de un sentido solidario, que aporten a su entorno y los conecte con lo que pasa más allá de la escuela. Finalmente, buscar proyectos donde los estudiantes puedan desarrollar su creatividad, su capacidad de investigar y de encontrar soluciones práctivcas para ellos y para los demás.
Este profesor se está jugando día a día porque sus estudiantes crean en su capacidad transformadora más allá de la sala de clases, impulsando la educación Técnico Profesional. Por eso Eduardo es hoy uno de los 5 finalistas del Global Teacher Prize Chile 2017.

Nombre: Eduardo Cortés Inostroza, 35 años.
Asignatura: Tecnología
Nombre establecimiento: ESCUELA INDUSTRIAL ERNESTO BERTELSEN TEMPLE
Región establecimiento: Valparaíso – V
Comuna establecimiento: QUILLOTA
Zona establecimiento: Urbana
Dependencia: Particular Subvencionado
Modalidad establecimiento: Educación Media Técnico Profesional – TP
Rango de edad de los alumnos a quienes enseña: 16-18 años
Títulos Postítulos:
Técnico en Electricidad
Profesor de Tecnología
Licenciado en Educación

Déjanos tu comentario