Menú

Proyecto B destaca a jóvenes y empresas de su programa de empleabilidad

Contribuir al proceso de reinserción socio laboral de jóvenes que han infringido la ley, mediante la oferta de oportunidades laborales dignas y estables es la misión de Proyecto B, fundación que esta semana distinguió a aquellos jóvenes que han terminado las etapas del Programa de Reinserción Laboral.

Acompañados de sus familias y tutores, los jóvenes del Programa de Reinserción Laboral de Fundación Proyecto B, que han finalizado exitosamente las etapas de reinserción socio laboral, fueron reconocidos por la fundación en una emotiva ceremonia. Te invitamos a conocer la historia de Juan, Luis y Carlos.

Contribuir al proceso de reinserción socio laboral de jóvenes que han infringido la ley, mediante la oferta de oportunidades laborales dignas y estables es la misión de Proyecto B, fundación que esta semana distinguió a aquellos jóvenes que han terminado las etapas del Programa de Reinserción Laboral.

“En un contexto donde hay poco empleo y donde las oportunidades para jóvenes vulnerables son aún menores, nosotros tratamos de garantizar oportunidades diversas para ellos, porque no todos tienen los mismos intereses y necesidades. Desde esa perspectiva lo relevante aquí es el proceso personal de cada joven, y la capacidad que tiene la empresa para hacer que esa oportunidad sea fructífera”, comenta Juan Pablo Venegas, Director Ejecutivo de Proyecto B.

La Ceremonia de Reconocimientos 2016 de Proyecto B se realizó en ColungaHUB y además de destacar a los jóvenes que han cumplido las etapas del programa, distinguió la labor de los encargados, jefes y tutores de empresas, así como a los delegados de cumplimiento de sanción en Sename, que han realizado un acompañamiento adecuado que ha contribuido positivamente en la consolidación laboral de estos jóvenes.

Proyecto B, además de ser un miembro de ColungaHUB, pertenece al Fondo de Fortalecimiento de Fundación Colunga, apoyo que les ha permitido reforzar el modelo de gestión de la fundación.
Conoce las historias de Juan, Luis y Carlos

Juan Gutiérrez tiene 21 años y lleva más de un año en el programa de reinserción de Proyecto B.

Estuvo trabajando en carpintería durante el 2016 y quiere hacer un curso de interpretación de planos para surgir en esa área. Es uno de los jóvenes reconocidos por su progreso en la fundación. “Me gustaría que existieran cinco fundaciones como Proyecto B porque es una gran oportunidad para los jóvenes que han cometido un delito. Para mí ha sido fantástico”, comenta.

Tiene un hijo de 8 años y una hija de 2 y quiere que ellos “conozcan lo que es ganarse la plata con un trabajo digno”. A sus compañeros les aconseja “que surjan y que sigan por el buen camino, porque esa es una buena vida”.

Luis Valenzuela de 21 años, lleva un año en el programa de reinserción de Proyecto B.

Luis trabaja en una empresa de compra y venta de autos, donde se desempeña en el área de lavado de vehículos. “Estoy agradecido porque oportunidades así son pocas las que se presentan en la vida”, asegura. Próximamente este joven espera ser capacitado en mecánica y en diferentes oficios dentro de la compañía.

Cuando le consultamos a Luis cuál es el mensaje a sus compañeros, él sonríe y nos dice que “no den el pie a torcer y sigan positivamente porque no hay nada mejor que el trabajo”.

Carlos Pardo tiene 21 años y lleva seis meses en el programa de reinserción laboral.

Carlos está desempeñándose en diversas funciones en una bodega de implementos para clínicas. “Tengo una hija de un año ocho meses, y ella es un pilar fundamental para poder salir adelante, quiero que ella no pase por lo que yo pasé”.

Sobre los jóvenes que están recibiendo un reconocimiento por el esfuerzo al igual que él, comenta: “Los felicito porque igual es difícil la situación en la que estamos, no mucha gente cree en nosotros, entonces quiero felicitarlos porque creyeron en ellos y le dieron una buena respuesta a Proyecto B”.

Déjanos tu comentario