Menú

Verónica Villarroel cantará con acogidos del Hogar de Cristo en Cena Pan y Vino 2017

La Cena Pan y Vino tiene como objetivo reunir fondos que permitan apoyar a más personas en situación de pobreza. Hasta la fecha, este año el Hogar de Cristo ha atendido a más de 23 mil personas a lo largo del país, entregando más de 14 mil prestaciones al mes en todos sus programas sociales.

El encuentro contará con la animación de Cecilia Bolocco, Rafael Araneda y Fernando Godoy y tendrá como atracción principal el número que la soprano preparó con 40 acogidos de la institución. “Por el derecho a la belleza, a la cultura y a las artes, sin distinciones ”, afirma ella.

Este año el Hogar de Cristo ha sido claro en definir la pobreza como la más profunda vulneración de los derechos humanos. Y, siendo coherente con esa declaración, decidió celebrar la tradicional Cena Pan y Vino con la reivindicación del derecho a la cultura y a las artes de todos, incluyendo a los más vulnerables.

Algunos pueden suponer que la carencia de todo, aleja a los que nada tienen del placer y el disfrute de la música, la danza, las artes plásticas, la literatura. No es así. Y eso es lo que busca demostrar la versión número 34 de la Cena Pan y Vino, que este 7 de agosto, a las 20:00 horas, en Espacio Riesco, espera congregar a cerca de mil personas, entre autoridades, empresarios y socios. El evento será animado por Cecilia Bolocco, Rafael Araneda y Fernando Godoy. Y su número fuerte es la presentación de la soprano chilena, Verónica Villarroel, quien cantará con cuarenta acogidos de las Fundaciones Hogar de Cristo.

Desde hace semanas, la diva y sus asesores -incluida su hermana Maribel, que también es soprano, además de profesora de canto lírico-, han trabajado con 15 alumnos de las escuelas de reingreso Súmate, con 10 adultos mayores de las hospederías, con 5 asistentes a la Fundación Paréntesis y con una decena de personas con discapacidad mental, pertenecientes a Rostros Nuevos.

Los cantantes de las Fundaciones Hogar de Cristo son personas que viven en situación de pobreza y vulnerabilidad. En esta ocasión e inspirados por la convicción de Verónica Villarroel, han disfrutado de la música y la cultura de la mano de profesionales y maestros en el tema, maravillándose con el canto lírico. En la Cena Pan y Vino el grupo interpretará “El sueño imposible”, tema central del musical “El hombre de La Mancha”, que es un auténtico himno a la superación de las dificultades de todo tipo. Nada más apropiado para un grupo de personas, que trabajan a diario por salir delante, pese a estar afectados por los más acuciantes y duros problemas sociales.

Además, la Cena contará con la participación del “Teatro de la Vida”, grupo teatral de la Fundación Rostros Nuevos -la cual acoge a personas en situación de pobreza que presentan discapacidad mental-, que busca contribuir al desarrollo de habilidades, al mejoramiento de su calidad de vida y, sobre todo, por su derecho a ser inlcuidos y vivir en comunidad.

La Cena Pan y Vino tiene como objetivo reunir fondos que permitan apoyar a más personas en situación de pobreza. Hasta la fecha, este año el Hogar de Cristo ha atendido a más de 23 mil personas a lo largo del país, entregando más de 14 mil prestaciones al mes en todos sus programas sociales.

Un poco de historia

Esta tradición comenzó en 1983, cuando diferentes hombres de empresas, del mundo político, artístico y religioso, aceptaron la invitación del padre Renato Poblete Barth s.j., en ese entonces Capellán General del Hogar de Cristo.

A través de un sencillo menú conformado sólo por pan y vino, el sacerdote jesuita no sólo aprovechó la ocasión para darles a conocer la obra que esta Fundación –la principal obra de San Alberto Hurtado- tenía en ese periodo, sino también para comprometer su ayuda en beneficio de quienes vivían en condiciones de extrema pobreza.

La relevancia y el valor simbólico de la Cena Pan y Vino la han convertido en una de las actividades centrales de agosto, Mes de la Solidaridad, fecha en que se recuerda el trabajo solidario iniciado por nuestro santo chileno, Alberto Hurtado, en favor de los más pobres entre los pobres, además de ser un encuentro anual impostergable para socios, trabajadores y voluntarios de nuestra Fundación.

Déjanos tu comentario