Hogar de Cristo agradece a los 50 mil nuevos socios que se sumaron en nueva Campaña

0
20

Tras intensos días de trabajo y gracias a la solidaridad de 50.564 nuevos socios que adhirieron al llamado de la Fundación, el Hogar de Cristo podrá seguir entregando justicia social y mejor calidad de vida a más 21 mil acogidos que a diario sufren el flagelo de la extrema pobreza y la exclusión social en Chile.
hc2Gracias a la solidaridad de miles de chilenos que aceptaron el llamado del Hogar de Cristo, la Fundación logró comprometer a más de 50 mil nuevos socios en su Campaña 2015, los que adhirieron al sueño del Padre Hurtado de acoger con amor y dignidad a quienes se encuentran en situación de pobreza hoy en Chile.

“En esta Campaña de Socios 2015”, señaló Pablo Walker, Capellán General del Hogar de Cristo, “quisimos dar a conocer el verdadero rostro de nuestros acogidos abriendo espacios de participación y complicidad, para evidenciar que el Hogar está lleno de personas con alegría y fortaleza. En nombre de ellos, queremos darles las gracias a todo un Chile que se puso la mano en el corazón y se comprometió con la esperanza de formar un país más inclusivo, justo y solidario”.

“La deuda de justicia es grande con ese millón de personas que sufren pobreza no sólo monetaria sino multidimensional, pero esta campaña no sólo busca nuevos socios sino que además quiere darle otro contenido a nuestra relación con las personas que viven en pobreza en nuestro país, no solamente para apoyar la superación de esta misma sino que también para modificar nuestro trato por uno que genere verdaderos encuentros y aprendizajes”, agregó Pablo Walker.

Las distintas historias de acogidos del Hogar de Cristo que se han dado a conocer a través de los medios de comunicación, revelan el trabajo que realiza la fundación y permiten a los chilenos ser testigos de las dramáticas realidades que viven diariamente las personas en situación de pobreza, así como también sus anhelos y esfuerzos para salir adelante.

 “Cada año nos comprometemos a acoger con amor y dignidad a los más pobres entre los pobres, a aquellos que se quedaron fuera incluso de las políticas públicas. El éxito de esta campaña nos da la seguridad de seguir trabajando en los barrios más excluidos, con los que nadie más está, para llegar a ellos siguiendo el ejemplo del Padre Hurtado”, manifestó Verónica Monroy, directora social nacional del Hogar de Cristo.

“Ayúdanos a que Chile no deje de Sonreír” es el lema de esta campaña que seguirá presente en las calles hasta el 15 de junio, invitando a la comunidad a hacerse parte de la esperanza por conseguir una sociedad más justa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí