Defensoría y Fundación Pro Bono firman alianza estratégica por “Proyecto Inocentes”

El convenio permitirá que abogados asociados a esa organización sin fines de lucro asuman gratuitamente la representación legal de personas inocentes que fueron injustamente acusadas de cometer delitos.

C.A.S.S. y F.P.O.O., dos estudiantes de un liceo de Tiltil, pasaron 9 días internados en un centro para adolescentes infractores de ley tras ser acusados injustamente del robo con intimidación que afectó a una joyería en el centro de Santiago.

Los jóvenes fueron expuestos ante todo el país como los autores del atraco que terminó con una espectacular persecución y tiroteo en las afueras del Servicio Médico Legal (SML). Fue en ese lugar donde los funcionarios policiales los detuvieron, pensando que eran parte de la banda que cometió el delito, sin sospechar que ambos estudiantes venían del Hospital San José, dónde uno de ellos se efectuaba un tratamiento kinesiológico y el otro lo acompañaba por disposición del establecimiento educacional.

A pesar de que el mismo día en el que se realizó el control de detención la defensa pública de ambos jóvenes presentó antecedentes que acreditaban su inocencia, el juez de garantía decidió dejarlos en internación provisoria, pese a que no tenían antecedentes penales ni había indicios que dieran cuenta de su participación en el hecho investigado. Más aún, ellos contaban con comprobantes de atención en el hospital el mismo día de los hechos, declaración de la médico tratante y autorización de su profesor jefe. Ambos estuvieron presos durante nueve días.
Con este emblemático caso, recientemente incorporado al “Proyecto Inocentes” de la Defensoría Penal Pública, comenzará a operar una alianza estratégica firmada hoy por el Defensor Nacional, Andrés Mahnke, y por el presidente de Fundación Pro Bono, Pablo Guerrero.

Al suscribir el documento, el Defensor Nacional resaltó que para alguien que ha sido sindicado como responsable de un ilícito que no ha cometido, la declaración de inocencia de los tribunales de justicia es completamente insuficiente para atenuar el perjucio sufrido.

“La oportunidad de trabajar con una Fundación con el prestigio de Pro Bono nos permite dar un paso más en este intento de reparación, con el fin de que las personas que han sido afectadas puedan llevar adelante sus causas y contar con representación legal”.

El presidente de Pro Bono, en tanto, explicó que la labor de la fundación “puede ser un aporte no sólo para las personas individuales que tengamos la oportunidad de atender. También es un espacio para visibilizar los problemas que existen. Esperamos que lleguen muchos casos y poder dar soluciones a personas individuales y también ser un aporte en términos de política pública”, aseguró.

ACCIONES CIVILES

En detalle, el convenio tendrá una vigencia de dos años y permitirá que abogados asociados a esa organización sin fines de lucro asuman gratuitamente la representación legal de personas inocentes que fueron acusadas injustamente de cometer delitos, sobre todo en cuanto a “la interposición y tramitación de demandas y acciones civiles derivados del hecho penal que determinaron su inocencia”, como señala el documento suscrito.

Humberto Sánchez, coordinador jurídico del “Proyecto Inocentes”, explica que la alianza estratégica “permitirá a la Defensoría derivar aquellos casos de personas inocentes que ya han sido incorporados al proyecto -cuya inocencia ya ha sido probada y respecto de quienes existió alguna causal identificada de error, que tornó en injusta su privación de libertad-, para que puedan deducir las acciones civiles correspondientes, para obtener alguna reparación de parte del Estado, por los perjuicios sufridos con esta situación”, señala el abogado.

Agrega que lo anterior es necesario, porque la Defensoría no puede asumir directamente el patrocinio de estas personas, de manera que la intervención de la Fundación les permitirá ver satisfechas sus necesidades de reparación.
“A través de su sitio web, el ‘Proyecto Inocentes’ funciona como un espacio de reparación simbólica. Por ello, lo más destacable de esta alianza estratégica es que permitirá generar acciones específicas que apunten a una reparación real del daño causado a estas personas”, señaló Sánchez.

SOBRESEIMIENTO POR INOCENCIA

En el caso de los dos estudiantes de Tiltil injustamente acusados, su defensa pública siempre sostuvo su inocencia, cuestión que se verificó finalmente el 20 de octubre del año pasado, cuando ambos adolescentes fueron sobreseídos definitivamente.

El juez Jaime Fuica, del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, fundó su fallo en el artículo 250 letra b) del Código Procesal Penal, aplicable “cuando apareciere claramente establecida la inocencia del imputado”.
Junto con señalar que en esta causa se dio “una sucesión de errores que no pueden quedar entregados a la mera discrecionalidad de una investigación”, el magistrado mencionó, entre otros, la realización de un reconocimiento fotográfico mal hecho, la errónea detención de la que pudieron ser objeto ambos jóvenes y la imposibilidad física de los adolescentes de estar en dos lugares al mismo tiempo.

Por lo mismo, concluyó que “el Estado no puede sino hacerse cargo responsablemente de la situación de los adolescentes aquí presentes y va el tribunal a decretar el sobreseimiento definitivo”.

Déjanos tu comentario