TECHO-Chile capacitó a cerca de 700 personas en 2021 gracias a las becas que entrega junto a Santander

Las personas beneficiadas con las Becas Santander de Oficio, principalmente mujeres jefas de hogar, están distribuidas en 11 regiones del país, pudiendo optar a cursos de alfabetización digital básica; microemprendimiento; peluquería, corte y coloración; panadería y pastelería, entre otros.  

Desde 2018, Santander y TECHO-Chile llevan adelante el programa Becas Santander de Oficio que ofrece instancias de capacitación gratuita para vecinos y vecinas de villas y campamentos donde está presente la Fundación, convencidos de que la educación es la principal herramienta de progreso y que permite así optar a mejores condiciones de vida. Durante 2021, estas becas beneficiaron a casi 700 personas, principalmente mujeres jefas de hogar, distribuidas en 11 regiones del país, quienes pudieron optar a cursos de alfabetización digital básica; microemprendimiento, peluquería, corte y coloración; panadería y pastelería y servicios de atención al cliente, entre otros. En total, fueron 34 cursos de capacitación laboral realizados durante abril y diciembre del año pasado.

María Eugenia Barahona, una de las beneficiadas y quien realizó el curso de Manipulación de alimentos, afirmó que “me parece bueno que entreguen becas para personas de bajos recursos, como a nosotras dueñas de casa, para ayudarnos económicamente a crecer, aprender y a innovar”.

Gonzalo Rodríguez, jefe de Banca Responsable y Sostenibilidad de Santander, sostuvo que “desde su lanzamiento en 2018 hemos logrado impactar positivamente la vida de más de 1.200 vecinos y vecinas de diversos lugares donde está presente TECHO-Chile, quienes gracias a estas oportunidades pueden aprender nuevas y más herramientas para perfeccionar sus microemprendimientos, además de actualizar sus conocimientos en un contexto donde lo digital es clave para desenvolverse en la vida diaria”.

“Este programa permite ampliar las opciones laborales y potenciar el crecimiento personal de cientos de personas, a través de una oferta variada de cursos certificados y de alta calidad. Las capacitaciones, además de brindar competencias específicas de un oficio, también entregan la experiencia de compartir con otros, valorar y potenciar habilidades y abrir nuevas posibilidades para mejorar la calidad de vida de los participantes y sus familias”, indicó Gabriela Quezada, directora de Programas Sociales de TECHO-Chile.

Los beneficiados y beneficiadas provienen de 43 comunidades con las que trabaja TECHO-Chile, fundamentalmente de campamentos (más del 70%) y también de villas de block, cités y algunos

barrios definitivos. La edad promedio de las personas participantes es de 38 años, de las cuales una de cada cuatro no cuenta con enseñanza media completa. Santander y TECHO-Chile tienen una alianza de casi 25 años en los que han llevado adelante diversas acciones, gracias también al compromiso de los clientes y colaboradores del Banco, para contribuir a mejorar la calidad de vida de quienes más lo necesitan como la construcción de viviendas de emergencia frente a diversos desastres naturales que han afectado a nuestro país, campañas para apoyar a las familias durante los inviernos, ayuda a los más golpeados por los efectos de la crisis sanitaria, entre otros. Además, ambas entidades realizan programas para impulsar la educación, como las Becas Santander de Oficio y “Techo para Aprender”. Estos últimos son centros de aprendizaje que cuentan con la infraestructura y materiales necesarios para que se ejecuten distintas iniciativas educativas enfocadas a niños, niñas y adolescentes de las comunidades, para que así puedan seguir avanzando en su aprendizaje y desarrollo socioemocional a través de actividades lúdicas y rincones de lectura