Fundación Mi Parque celebró su aniversario n° 7 recuperando áreas verdes

Este 26 de noviembre Plaza La Esperanza se transformó en el escenario para la conmemoración de los siete años de vida de Fundación Mi Parque, una ONG dedicada a la intervención del espacio público, con el convencimiento de que los parques y plazas son el corazón para la vida de barrio.

En total son 213 los proyectos y más de 350.000 m2 de áreas verdes recuperadas por Fundación Mi Parque en los últimos siete años, tiempo en el que también más de 24.000 voluntarios y 85 empresas han puesto manos a la obra por sumar áreas verdes en las zonas más vulnerables de Chile.

A la celebración llegaron vecinos, autoridades de la municipalidad, dentro de ellas, la alcaldesa de San Bernardo, Nora Cuevas, empresas que han participado de proyectos de recuperación de áreas verdes y el equipo de Mi Parque, quienes a su vez organizaron una premiación para destacar y agradecer a todos los que han apoyado esta misión.

En ese sentido y haciendo un análisis de lo que ha sido el trabajo en el espacio público este tiempo, Ignacio Lira, Director Ejecutivo de Mi Parque, destacó que más allá de la cantidad de proyectos, lo importante es que detrás de cada uno de ellos son la historias que conllevan.

“Hace un año la Plaza La esperanza, lugar en el que celebramos, era un espacio perdido quedaba en medio de blocs con mucha violencia. Actualmente este espacio se ha logrado consolidar como un lugar de encuentro social, se ha mantenido en muy buen estado y los vecinos están organizados y se sienten orgullosos del cambio que la plaza ha generado”, destacó Lira.

En la conmemoración también se realizó una premiación en donde se agradeció a quienes han estado con Mi Parque este tiempo, empresas, municipios, voluntarios y vecinos que, por su nivel de empoderamiento, han destacado y han sido clave en el mantenimiento de proyectos en diversas comunas del país.

Una de las vecinas de San Bernardo, presente en el evento, Marjorie Talbot, tomó el micrófono y se refirió cómo esta nueva área verde ha influido en la dinámica del barrio.

“Estamos felices con nuestra Plaza La Esperanza, le pusimos así porque eso era lo que esta plaza representaba para nosotros en ese minuto, una esperanza. Ahora los niños juegan todo el día en un lugar donde anteriormente habían colchones botados, animales muertos y mucha delincuencia. Ojalá muchos más puedan tener su plaza como nosotros”, cerró.
Por último Ignacio Lira dedicó palabras para quienes siguen trabajando en esta misión. “Estamos muy contentos por como el tema de las áreas verdes y espacio público se ha transformado en una discusión a nivel país. Las autoridades, los municipios, las empresas y en general todos lo entienden así, por lo que cuando llega el momento de trabajar, estamos todos alineados, ya que se entiende a nivel global el impacto positivo que tienen las áreas verdes en la calidad de vida”.

equipo Mi Parque

Déjanos tu comentario