Integra aconseja 10 pasos para reconocer y elegir un buen jardín infantil o sala cuna

Los padres deben ser protagonistas en el resguardo de las condiciones de bienestar y calidad que ofrecen los jardines infantiles y salas cuna. Para ello Integra orienta a las familias con los 10 pasos para reconocer el buen funcionamiento de estos establecimientos.

La elección del jardín infantil puede transformarse en una difícil decisión para las familias, especialmente para los padres primerizos. Aquí los niños y niñas pasarán varias horas de su día y los años más relevantes de su desarrollo, es por ello que Integra entrega 10 consejos para reconocer un buen jardín infantil o sala cuna:
1.- El jardín siempre debe tener las puertas abiertas a las familias. Un apoderado debe poder visitar a su hijo a cualquier hora organizándose con el equipo educativo del jardín.

2.- Verificar calidad de la infraestructura: segura, resistente, tamaño adecuado, espacios despejados para el desplazamiento de los niños.

3.- Confirmar que quien esté a cargo del jardín infantil, sea un profesional de la educación parvularia. Preguntar dónde estudió y qué título posee la o las profesionales a cargo del jardín.

4.- Verificar que el trabajo con los niños cuente con una planificación diaria. El jardín debe contar con material pedagógico, implementos, juegos y espacios estimulantes.

5.-Otro indicador es comprobar que los niños tienen distintos materiales para elegir, lo que demuestra que se respetan los intereses y necesidades de cada niño o niña.

6.- Verificar que baños, lugares de muda y cocina presenten una correcta higiene. Además se debe conocer el programa alimentario para comprobar que este sea nutricionalmente adecuado.

7.- Seguridad, confianza y afecto. Los niños aprenden explorando y para ello requieren estar en un ambiente donde se sientan seguros y en confianza. Averigüe la forma cómo el equipo del jardín enfrenta situaciones conflictivas de adaptación y problemas emocionales. Pregunte si permiten a la madre o personas significativas acompañar durante la primera semana al niño, para que su acercamiento sea progresivo.

8.- Claridad y conocimiento de los procedimientos ante emergencias y accidentes.

9.- Monitoreo de logros: Las evaluaciones son muy importantes porque son el único medio para conocer las necesidades educativas de los niños. Por esto, los padres deben exigir que se evalúen los logros y deben saber cómo se hace.

10.- Los padres deben estar atentos a las señales que envían los hijos, por ejemplo si muestran una resistencia recurrente a acudir al jardín, más allá de lo normalmente esperable en los periodos de adaptación (marzo, después de vacaciones de invierno, después de alguna licencia larga).

Si tienes inquietudes respecto de la resistencia de tu hijo a asistir a la sala cuna o el jardín infantil, no dudes en llamar Fonoinfancia 800 200 818 de Fundación Integra, donde psicólogos expertos te orientarán.
Integra pertenece a la Red Fundaciones de la Dirección Sociocultural de la Presidencia de la República. Con 25 años de experiencia, es uno de los principales prestadores de educación parvularia en Chile.

Déjanos tu comentario