Menú

La articulación de municipios y vecinos: clave para el desarrollo de las Smart Cities

La ciudad está llena de ideas, conocimientos, experiencias, y ganas de contribuir a una ciudad mejor, sin embargo lo que falta es un mecanismo vinculante para promover la conversación, el intercambio y la implementación de necesidades ciudadanas. Esa fue una de las conclusiones del encuentro entre vecinos y municipios, tras un año de investigación del proyecto Smart Santiago ejecutado por el Área de Ciudades de la Fundación Fraunhofer Chile.

El cierre del Proyecto Smart Santiago, desarrollado por Fraunhofer Chile y financiado por el Gobierno Regional Metropolitano de Santiago, junto al Programa Regional de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT), que tras un año de desarrollo e investigación, desarrollo un cierre en la que vecinos, municipios y emprendedores tecnológicos abordaron algunos de los problemas que afectan a la ciudad y como innovar en sus soluciones: seguridad; integración del adulto mayor; espacios verdes vs nuevas vías para automóviles; turismo, cultura y fomento productivo; y mecanismos para la comunicación efectiva en comunidades.

La conclusión es que la articulación entre municipios y juntas de vecinos no es todo lo masiva y transparente que se requiere, aún cuando los entes públicos cuentan con áreas especializadas para ello: la fragmentación, la falta de información, los costos de oportunidad de los vecinos, las promesas incumplidas de la autoridad local o su incapacidad real para resolver problemas ha generado un ambiente de desconfianza, reclamos e inacción en la mayoria de las comunidades que fueron convocadas.

Sin embargo, hay casos de éxito que fueron destacados, tanto por el lado de los municipios como de los vecinos: La municipalidad de Quinta Normal se mostró abierta y colaborativa intercambiando sobre como potenciar su identidad beneficiando el fomento productivo y resolviendo problemas de la ciudad al mismo tiempo; la Municipalidad de Providencia contó su experiencia de las composteras y participo en varias mesas; al igual que la Municipalidad de La Pintana. Por el lado de los vecinos, se presentó la iniciativa de DenunciaVitacura, liderada por un vecino de la comuna, que a traves de la tecnología, la proactividad y la colaboración con otras comunas cada vez tienen más éxito en la batalla contra la delincuencia.

“Nosotros nos hemos preocupado de mostrar cómo podemos por medio de la tecnología prevenir y colaborar en la necesidad de seguridad ciudadana. Sin embargo, hace falta que los municipios que son quienes supuestamente más conocen a sus vecinos den espacios territoriales y capacitaciones para todo lo relacionado a las tecnologías y no quede sólo en la web; sino que es necesario llegar a la dueña de casa o a quienes no manejan o no saben para que sirven las aplicaciones Smart”, asegura Cristian Araya, representante de web Denuncia Vitacura.

Alejandra Labarca Directora del Proyecto Smart Santiago, destaca, “Creo que este proyecto fue un éxito porque entendimos algunas claves para avanzar hacia una Nueva Ciudad que sea desde y para los ciudadanos. Logramos articular a estos vecinos, las organizaciones comunales y autoridades municipales y explicar la importancia de que esta alianza sea institucionalizada en el tiempo. Es una trabajo que se debe seguir ejecutando, cuyo pilar es la comunicación, para así poder lograr acuerdos con una visión común respecto de lo que queremos y que es lo que necesitamos”.

La ejecutiva agrega sobre este punto: “Por ejemplo, en el tema del financiamiento, que en estos casos es muy importante para concretar las iniciativas, los vecinos deben pensar en nuevas formas de lograr un barrio sustentable. Económicamente un mejor barrio aumenta la plusvalía de las casas, y socialmente, el bienestar de todos nosotros depende también del bien común. Entonces por que no estamos dispuestos a pagar por ello?”.

Para Patricio Gutiérrez, Coordinador del Plan Santiago Inteligente del Gore de la Región Metropolitana, esta iniciativa ayuda a hacer una ciudad un poco más inteligente. “En la medida que se beneficie el acercamiento entre los ciudadanos a los problemas que tiene la ciudad y a su vez, genere nexos entre emprendedores de soluciones tecnológicas que pueden ayudar a realizar pilotos en una escala más grande.“Para ello es necesario que exista mayor participación por parte de los alcaldes y sus municipios y eso hay que ir mejorándolo a través de proyectos para Smart Cities”, señaló.

Necesidades y soluciones

El toque tecnológico del encuentro lo puso un grupo de emprendedores jóvenes que ya están comercializando soluciones para la nueva economia de la colaboración. La mayoria de estos jovenes son ciudadanos globales, y muchos de ellos ya están en vías de instalarse en otros países. Es por ello que en esta jornada se presentaron propuestas reales para solucionar problemas ciudadanos tales como: Haus, Finderbee, Wetorch, Livns, A- dedo y Proteinlab con innovaciones muy interesantes.

“El problema es que existen proyectos que se instalan y después no hay un verdadero seguimiento o nadie sabe qué pasa con ellos. Es por eso que son necesarias estas instancias con mesas de trabajo, ojalá periódicamente, para saber qué está pasando con estas posibles soluciones y ver si se cumple el objetivo de motivar y hacer sentir más seguras y felices a las personas”, indica Héctor Torres, Director de ProteinLab, coejecutor del proyecto.

Cómo Seguimos

La pregunta que todos se hacian, y que muestra el éxito de la actividad es ¿Cómo seguimos? La falta de mecanismos vinculantes de articulación conduce a que todo este tipo de conversaciones quede redicada en la buena voluntad de los vecinos o las prioridades del municipio, lo que no les da la relevancia que tienen, generando frustraciones y reclamos mas allá de lo que cualquier gobierno local puede contener.

Smart Santiago proporcionó la metodologías y propuestas de trabajo para la continuidad que dependen principalmente de la participación y financiamiento de todos los que ganan con este tipo de iniciativas: vecinos, empresarios y en menor medida, los municipios.

Déjanos tu comentario