Menú

La transparencia como valor transversal

Sharoni Rosenberg PwC | Gerente – Tax & Legal y Responsabilidad Social

Por Sharoni Rosenberg PwC | Gerente - Tax & Legal y Responsabilidad Social

En una sociedad que cada día se hace más responsable y exigente, las instituciones se han visto en la necesidad de desarrollar una actitud más transparente ante las demandas ciudadanas de mayor información y rendición de cuentas.

Los tiempos del secretismo o de decisiones antojadizas no sólo pasaron a ser una mala práctica, sino que están dejando de ser parte de nuestra cultura.

Es cierto que nuestro país ha aprendido de la manera más dura, ya que han sido los escándalos los que nos han hecho modificar conductas, y no una actitud preventiva.  Pero en nuestra defensa, al menos podemos decir que hemos aprendido de nuestros errores, lo que, por fortuna, nos diferencia de los reiterados escándalos políticos y empresariales que sufre la región.

En este ámbito, y desde una perspectiva estatal, gran aporte ha sido la creación de instituciones que promueven la transparencia del Estado como eje central para la construcción de confianza, tales como el Consejo para la Transparencia, Fundación Chile Transparente y el Observatorio Fiscal.

Desde el punto de vista empresarial, el mercado se ha autorregulado a través de las auditorias financieras y los reportes de sostenibilidad para demostrar más transparencia en sus procesos.

En el mismo sentido, la sociedad civil, específicamente el sector social representado por fundaciones y corporaciones, no se está quedando atrás, ya que, en estos tiempos, no basta con tener un fin benéfico o no perseguir ánimo de lucro para ganar la confianza del pueblo, sino que la gestión y la trasparencia pasaron a ser exigencias cada vez más recurrentes.

Una de las iniciativas pioneras que merece ser destacada es la FECU Social, modelo integrado de reporte financiero y de gestión, destinado a la rendición uniforme de cuentas de las organizaciones de la sociedad civil, liderado por la Comunidad de Organizaciones Solidarias y la empresa PwC. Esta guía práctica, inspirada en la FECU para Sociedades Anónimas Abiertas en Chile, se utiliza mucho como medio para rendir cuentas al ministerio de Justicia.

Otras de las iniciativas más recientes, pero que ha penetrado firmemente, es el trabajo que realiza la Fundación Lealtad Chile, organización que promueve prácticas de gestión y transparencia en las organizaciones del país para promover la confianza, y como consecuencia de ello, potenciar las donaciones y otras formas de participación de la sociedad civil en los temas de interés público. Para esto, de manera gratuita e independiente, fortalece a las organizaciones por medio de talleres de capacitación en que las entidades conocen estándares internacionales de gestión que buscan aportar al mejor funcionamiento institucional, y luego las analiza en un informe voluntario que agrupa todas las prácticas promovidas en los talleres.

En ambos casos, la experiencia ha confirmado que, a nivel general, a mayor información disponible sobre organizaciones de la sociedad civil, mayor es la confianza y, en consecuencia, el compromiso ciudadano con su causa social.

Sin duda, la transparencia es un valor transversal, bien provenga del sector público, privado o social. Es ahí su importancia para la generación de confianza y la transformación de las relaciones de nuestra sociedad, ya sea en la forma de gobiernos más ciudadanos, empresas más responsables u organizaciones sociales más protagonistas.

Déjanos tu comentario