Más de 25 toneladas de residuos electrónicos se reciclarán en el extranjero gracias a Chilenter

La fundación realiza exportaciones de partes y piezas de computadores en desuso con el fin de rescatar sus metales preciosos.

La semana pasada fundación Chilenter concretó su quinta y sexta exportaciones del año, con los envíos más voluminosos hasta ahora, que suman un total de 25,07 toneladas de diferentes componentes computacionales, clasificados dentro de la lista verde residuos del convenio de Basilea. Estos son sacados de equipos en desuso que han sido gestionados sustentablemente por la fundación con el objetivo que no terminen convertidos en basura, perdiendo recursos no renovables, como los metales. Todas estas partes y piezas, fueron enviadas a Holanda y Japón, en donde serán recicladas para extraer materia prima como oro, plata, cobre, paladio, entre otros.

Las 25 toneladas de residuos electrónicos fueron exportadas en dos tandas: primero se fueron 18,57 toneladas de diferentes componentes de medio grado de concentración de metales preciosos, como lectores de CD/DVD y discos duros (ver cuadro), cuyo destino es Holanda. EL segundo envío consistió en 6,5 toneladas de circuitos impresos, de alto y medio grado, los que se fueron a Japón.

Este tipo de operaciones son realizadas por Chilenter desde el 2009, año en que se decidió iniciar una línea de trabajo que permitiera dar un final sustentable a los computadores que empresas o particulares nos donaban, pero que por su estado no podían ser reacondicionados. Desde esa fecha, Chilenter ha gestionado más de 1.300 toneladas de residuos electrónicos para su reciclaje, de las cuales 296 corresponden a las 22 exportaciones que se has realizado hasta ahora.

“En Chilenter tenemos la convicción de que podemos transformar los desechado en algo apreciado, por eso tomamos la decisión de evitar enviar residuos a rellenos de seguridad, donde a la larga igual son un peligro para el medio ambiente, además una pérdida de materias primas y energía. Por eso optamos por enviarlos al extranjero para ser tratados por industrias más avanzadas en reciclaje. En nuestro país cada persona genera al año 9,9 kilos de basura electrónica y se espera que la cifra crezca, es por eso que hemos centrado todos nuestros esfuerzos para hacernos cargo del tema, contribuyendo cada día más a tener un Chile más limpio y sustentable”, declara Irina Reyes, directora ejecutiva de fundación Chilenter.

Fundación Chilenter es un organismo sin fines de lucro, dependiente de la dirección Sociocultural de la Presidencia, que tiene como misión “fomentar la educación y uso social de las tecnologías, construyendo capacidades para mejorar la calidad de vida de las comunidades que se encuentran en la periferia tecnológica, orquestando la recolección y transformación sustentable e innovadora de los residuos electrónicos”.

La colaboración de personas naturales, organizaciones del sector público y privado, quienes donan sus equipos en desuso, permite el trabajo social de Chilenter, que además se encarga de reciclar y valorizar aquellos residuos electrónicos que no pueden volver a utilizarse.

Déjanos tu comentario