Menú

Más de cien niños de Cerrillos aprenden ciencias a partir de materiales reciclados

El Programa ActivaRSE es ejecutado por un equipo de Fundación Casa de la Paz desde hace tres años y medio en este establecimiento y en el Colegio San Joaquín de Renca, gracias al apoyo de Fundación Pepsico. La iniciativa apunta a promover un estilo de vida saludable y actividad física en niños y niñas de educación preescolar y de primer ciclo básico, involucrando en este proceso a la comunidad escolar. Además se trabaja en torno a la conservación de la biodiversidad y la minimización de residuos.

A lo largo de dos jornadas más de 100 alumnos de primero a cuarto básico del Liceo Luis Vargas Salcedo (Cerrillos), que integran el programa ActivaRSE, participaron de un innovador mini ciclo de talleres en los que se mezcló el reciclaje con la ciencia. La idea surgió por impulso del estudiante francés de ingeniería mecánica, Alexandre Meunier, quien realizó una pasantía en el área de Educación para la Sustentabilidad de Fundación Casa de la Paz.
En la actividad, el equipo de Casa de la Paz junto a Meunier desarrollaron un conjunto de experimentos a partir de materiales reciclados que se encuentran fácilmente en cualquier casa. Ismael Berwart, jefe del proyecto ActivaRSE, explicó que “con los materiales e ideas de Alex, creamos varias experiencias científicas, que mostraron a los niños fenómenos como el inflado de un globo con vinagre y bicarbonato o cómo hacer girar, también dentro de un globo, una moneda gracias a la energía cinética que genera el movimiento”.

“Creo que cumplimos con creces el objetivo de que las niñas y niños crearan por si mismo las replicas de los experimentos y los probarán, además despertamos en ellos un gran interés por las ciencias, pues de inmediato preguntaron por las explicaciones tras cada experiencia”, sentenció Berwart.

A su turno, Meunier señaló que para crear los experimentos se encargó de investigar y probar cada experiencia, primero con el equipo adulto de profesionales de Casa de la Paz. Y los resultados también fueron exitosos pues se generó gran interés y entusiasmo por entender de qué se trataba cada experiencia y su correlato científico. El francés añade que “se trató de una experiencia muy interesante para mí. Primero aprendí de estos experimentos que son muy fáciles de hacer y que los adultos también se interesan. Pero lo más bonito fue ver los resultados en los niños, quienes también entendieron las explicaciones científicas sin problemas y se mostraron muy asombrados”.

“Es muy bonito enseñar y sobre todo darle alegría a las personas grandes y chicas. Realizamos actividades muy lúdicas. Además pudimos entregarles a los niños unas fichas para que ellos mismos pudieran reproducir los experimentos en sus casas con sus familias”, afirma Alex sin ocultar su satisfacción.

El Programa ActivaRSE es ejecutado por un equipo de Fundación Casa de la Paz desde hace tres años y medio en este establecimiento y en el Colegio San Joaquín de Renca, gracias al apoyo de Fundación Pepsico. La iniciativa apunta a promover un estilo de vida saludable y actividad física en niños y niñas de educación preescolar y de primer ciclo básico, involucrando en este proceso a la comunidad escolar. Además se trabaja en torno a la conservación de la biodiversidad y la minimización de residuos.

Déjanos tu comentario