Fundación Arcor inicia sus acciones en Chile en torno a la educación de niños y niñas

Con programas e iniciativas concretos para apoyar a niños y niñas en situación vulnerabilidad, Fundación Arcor Chile inició sus operaciones en nuestro país, centrando su quehacer en el respaldo al desarrollo integral de la infancia en los ámbitos educativo-cultural y la promoción de hábitos saludables, tales como la vida activa y el juego con movimiento.

Los objetivos y alcances de Fundación Arcor Chile fueron dados a conocer durante el lanzamiento de la entidad, encuentro que contó con la asistencia de representantes de organizaciones públicas y privadas que trabajan con la niñez.

Entre las iniciativas claves figura el programa “Primero la Infancia”, en alianza con Interamerican Foundation que tiene el propósito de contribuir y mejorar las condiciones de desarrollo y educación de los niños de hasta ocho años de edad, fortaleciendo sus oportunidades educativas y el cumplimiento de sus derechos.

Este programa que también se desarrolla en Brasil,  y que será lanzado en 2016 en Argentina, pretende promover la participación de las familias, escuelas, jardines y organizaciones sociales, estimulando acciones articuladas entre los jardines y otras entidades dedicadas a infancia. Se incentivan de manera especial aquellos proyectos generados desde los propios jardines infantiles y que integren a diversos entes locales.

En esta oportunidad, “Primero la Infancia” fue expuesto de manera formal a la Red de Centros Comunitarios, entidad de amplia experiencia que coordina la labor desarrollada en jardines independientes comunitarios que operan en las comunas de Peñalolén, Renca, La Granja, Pedro Aguirre Cerda, La Cisterna, Recoleta y San Joaquín. En su conjunto, estos establecimientos atienden a más de 600 párvulos en situación de vulnerabilidad.

Junto con el financiamiento de los proyectos que sean presentados, Fundación Arcor Chile brinda la asesoría técnica necesaria para asegurar una óptima gestión y, además, estimular su sustentabilidad. Para la aprobación de los recursos tendrá en cuenta, por ejemplo, la participación y mejoramiento del entorno, vinculación con el espacio público y o patrimonio local y aquellos proyectos que incentivan los juegos, el movimiento de los niños y la metodología lúdica.

Por otra parte, el pasado miércoles 2 de septiembre se lanzó otro programa de similar importancia. Se denomina Formación de Promotores en Vida Activa, el cual se desarrollará mediante un alianza entre las fundaciones Arcor Chile e Integra, que permitirá capacitar a más de 30 educadoras de 19 jardines infantiles de la Región Metropolitana. En esencia, esta iniciativa tiene el objetivo de proporcionar a las profesionales una serie de experiencias y herramientas técnicas para fomentar en los niños pequeños el gusto por la recreación activa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *