P. Nacional de la Infancia: 500 personas fueron atendidas en operativo médico en el norte

PatronatoMás de 500 personas fueron beneficiadas por el operativo de salud que realizó la Fundación Patronato Nacional de la Infancia en la ciudad de Copiapó.

La institución entregó de forma gratuita atención pediátrica a los niños damnificados por la catástrofe, apoyo sicológico a sus familias y remedios para combatir las enfermedades prevalentes.

“Durante tres días, un equipo de tres pediatras y cinco sicólogas entregó atención personalizada a las familias afectadas por el aluvión en la III Región. Nos encontramos especialmente con patologías respiratorias, dermatológicas y gastrointestinales en los niños. Asimismo, proporcionamos contención sicológica a infantes y adultos, afectados principalmente por síntomas ansiosos, trastornos del sueño y estrés postraumático”, explicó André Le Foulon, Presidente del Patronato Nacional de la Infancia.

El operativo médico, que se realizó hace un mes, atendió en los sectores Llanos de Ollantay, Pintores de Chile y Chañarcillo. Conjuntamente, la institución entregó ayuda material: juguetes para niños, ropa de bebé, leche maternizada, colados, colchonetas y medicinas en forma gratuita. “Gracias a la colaboración de Laboratorios Saval y Fundación Binfa pudimos entregar remedios de primera calidad para los niños de Copiapó y sus familias”, sostuvo Le Foulon.

El Patronato: Desde 1901 al cuidado de la primera infancia

El Patronato Nacional de la Infancia es una corporación de beneficencia, sin fines de lucro, que lleva 113 años cuidando la salud de los niños más vulnerables del país. La institución, presente en Santiago, Constitución y Cauquenes, entrega atención médica de calidad a más de 6.500 niños al año. Sus centros de salud -que cuentan con un equipo multidisciplinario de pediatras, siquiatras y sicólogos-, entregan atención médica personalizada y gratuita a niños hasta los dos años de vida. Asimismo, educa a las madres y a los padres para que sepan desarrollar al máximo el potencial físico, sicológico e intelectual de sus hijos; a través de terapias sicológicas, talleres de lactancia materna, habilidades parentales, y estimulación temprana. El desafío de la institución es que los niños puedan enfrentar en mejores condiciones las siguientes etapas de su vida y logren romper el círculo de la pobreza.

Desde su fundación en 1901, la institución ha apostado por la salud integral de los niños. “La evidencia científica demuestra que los ambientes familiares que no estimulan a los infantes y fracasan en cultivar sus habilidades en los primeros años de vida, instalan a los niños en una desventaja temprana. Por eso, nuestro desafío es entregar en la salud oportuna y de calidad a estos niños para que tengan mayores oportunidades en el futuro”, afirmó Le Foulon.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *