Menú

“Pokemon GO: el golpe final”

Nosotros estábamos convencidos que comunicarse en vivo y en directo era mejor que a través de un computador. Que compartir con tus cercanos hace más feliz que estar detrás de una pantalla y como consecuencia de aquello se logran formar verdaderas amistades. Nunca llegamos a dimensionar el poder que tendría la nueva tecnología (y eso que aún faltaban algunos años para el auge de los smartphones).

Por Jorge Aguirre Benítez, Proyecto Colmena
Jorge Aguirre Benítez, Socio fundador Proyecto Colmena

El año 2008 junto a unos amigos creamos el Proyecto Colmena, una iniciativa donde fomentábamos volver a compartir entre vecinos y amigos. Por aquellos años recién empezaba a masificarse el internet y nuestros principales adversarios eran el saliente Messenger y el naciente Facebook. Ahí empezó nuestra lucha por tratar de influir en el tiempo libre de las personas y en especial de los niños.

Nosotros estábamos convencidos que comunicarse en vivo y en directo era mejor que a través de un computador. Que compartir con tus cercanos hace más feliz que estar detrás de una pantalla y como consecuencia de aquello se logran formar verdaderas amistades. Nunca llegamos a dimensionar el poder que tendría la nueva tecnología (y eso que aún faltaban algunos años para el auge de los smartphones).

Cada vez que niños y familias pasaban más tiempo detrás de una pantalla nosotros contraatacábamos con actividades comunitarias, cosas simples: cine, pichangas, convivencias, música. Les decíamos; todo esto sólo son pretextos para compartir. Cuando llegó el internet móvil quizás inconscientemente nos rendimos, la competencia era desigual. Proyecto Colmena se detuvo en 2011.

Dejamos el beneficio a la duda. Tal vez nosotros éramos los equivocados y todos son más felices (o al menos resulta más fácil vivir) escribiendo en vez de hablar, compartiendo fotos en Instagram en vez de revelarlas, celebrando los cumpleaños desde un grupo en Whatsapp y ya no con piñata y sorpresas.

Pin pon, el muñeco de algodón, dijo antes de su partida; nunca he visto a los niños más solos que en este presente. Un mundo completamente tecnologizado, pero con el desafío de humanizarlo al parecer seguía siendo el desafío no sólo de nosotros, sino de muchos. Pero como en toda lucha hay que saber reconocer las derrotas y felicitar a los legítimos vencedores.

Pokemon GO es el gran golpe de victoria de la tecnología contra la vida real. Contra la genuina alegría de vivir en base a cosas simples y no desde el vertiginoso crecimiento digital. No sé si está bien o mal lo que está pasando, prefiero no pensarlo por un tiempo, sólo sé que ganaron y nosotros perdimos.

Felicitaciones a los vencedores. Al menos hoy los niños recorren la ciudad. Mirándola desde un celular, pero ciudad al fin y al cabo.

Proyecto Colmena, juntos creamos una historia:
https://youtu.be/quhQPabKbxk

Déjanos tu comentario

  • Fitmoos

    Vivo en en la comuna de Lo Barnechea, es la comuna mas segregada y desigual de chile. Y por cosas de la vida, vivo en la dehesa, pero en conozco también mucha gente de lo Barnechea, y estudiado el problema de la segregación en la comuna mas que ningún otro investigador (lamentablemente). El caso es este, el otro dia sali con mi hermano a jugar pokemon go ¡Y conoció lugares que nunca había entrado! Y no solo eso ¡Conoció gente del otro lado de la dehesa, que en su colegio y en su barrio jamas habria concido! Y en mi caso, también , he conocido mas gente, y lo mejor es que la gente misma te habla. Hable con un camionero, fui a cubles de , me encnontrado con amigos que cotidianamente no me encuenstro

    La gente en la dehesa, no sale de sus casas. Y hoy, estan conciendo a sus vecinos, y no solo dehesinos, si no tambien del pueblito de barnechea , E INCLUSO VAN AL CERRO 18 (que tan mala fama tiene). Y te lo digo , por que lo he visto, Pokemon go esta ayudando a que esos niños ratas Call Of Duty que juegan pc hasta las 4 de la mañana , conozcan comunidades, lugares, e incluso rompan con lo que la vieja tecnologia a contruido en barnechea : SEGREGACIÓN.

    Sabes, tambien pertenecí a proyecto colmena y no puedo estar mas
    desacuerdo. La dependencia hacia la tecnologia no es algo nuevo, ni
    moderno. Dependemos directamente de la tecnologia mas o menos desde el
    neolitico o formativo (5000 años AC), y la tecnologia viene moldeando
    nuestras relaciones sociales desde ese momento. No podemos vivir sin
    agricultura, ni casas, ni herramientas , que es tecnologia. Y al
    contrario del fatalismo tecnológico de el compañero Jorge Aguirre
    Benítez, creo todo lo contrario. Jugar cualquier juego requiere
    Tecnología, a no ser que compitas a pie desnudo (nuestro cuerpos
    desnudos también depende de tecnología como los nacidos por cesárea,
    pero omitamoloh) en un cerro o plano virgen (no puede ser una pista, por
    que es tecnología). Basicamente esta tan naturalizada la tecnologia,
    que supones que no es tecnología lo que siempre lo ha sido.

    Pero
    quiero ir mas allá. “Al menos hoy los niños recorren la ciudad.
    Mirándola desde un celular, pero ciudad al fin y al cabo.” , es como
    decir “Al menos hoy los niños corren en la cancha. Corren desdes sus
    zapatillas, pero corren al fin y al cabo.” . El compañero esta
    criticando el fin de la interacción cara a cara. Pues bueno, se
    equivoca, Pokemon go, incita a que tengas interacción y que conozcas
    gente en la calle.

    La idea del compañero esta basada en una teoría determinista tecnológica, un poco fatalista. Creo que al menos, en este caso, tu idea no se adecua a mi experiencia. Finalmente los que usamos la tecnologia somos nosotros, y podemos usar un martillo tanto para matar como para construir, ahí es cuando la agencia toma valor.