Sociedad Civil exige que políticas fundamentales no queden sujetas a disponibilidad de recursos

En un acto en Plaza Baquedano, la Fundación para la Superación de la Pobreza, el Hogar de Cristo, TECHO-Chile, América Solidaria, la Comunidad de Organizaciones Solidarias, ACCIÓN ONG y Populusaurio, manifestaron su preocupación frente al escenario de un año de restricción económica.

Con una declaración en la que exigieron la elaboración de una Política de Superación de Pobreza para Chile integral, descentralizada y participativa, y que los programas fundamentales para los compatriotas más vulnerables no queden sujetos a la “disponibilidad de recursos”; las principales organizaciones de la sociedad civil conmemoraron el Día Internacional por la Erradicación de la Pobreza instaurado por Naciones Unidas desde 1993 y que se celebra mañana 17 de octubre.

En un acto en Plaza Baquedano, la Fundación para la Superación de la Pobreza, el Hogar de Cristo, TECHO-Chile, América Solidaria, la Comunidad de Organizaciones Solidarias, ACCIÓN ONG y Populusaurio, manifestaron su preocupación frente al escenario de un año de restricción económica. En ese marco, las distintas organizaciones dieron cuenta de su inquietud respecto de que algunas políticas o proyectos de ley puedan quedar sujetos a la “disponibilidad de recursos” en aquellas materias que son sensibles al bienestar de las familias más vulnerables.
Benito Baranda, presidente de América Solidaria señaló al respecto que, “entendemos que hay una restricción presupuestaria pero la priorización tiene que hacerse en relación a las personas que están en situación de pobreza y que se encuentran desprotegidas”.

Sobre lo anterior, Baranda agregó, “vamos a tener mayor cantidad de personas mayores que tienen dificultades para poder vivir de manera autónoma en sus hogares, que vienen de situaciones de pobreza y que requieren ampliar esa cobertura, por eso, señalábamos al final de la declaración que el punto de vista del presupuesto es extremadamente importante que considere lo que está ocurriendo en la realidad”.

En relación al mismo tema Juan Carlos Feres presidente de la Fundación Superación de la Pobreza (Fusupo) señaló que “en una coyuntura de crecimiento más lento como la que estamos experimentando en este momento debiera haber un esfuerzo especial por cautelar el gasto social, sabemos que en las crisis económicas los que pagan el costo más alto son normalmente los más pobres”.

En un año –señalaron- marcado por una crisis de profunda desconfianza hacia las instituciones y hacia quienes toman las decisiones sobre el rumbo del país, y con la incertidumbre que ha rodeado la factibilidad de llevar adelante transformaciones estructurales que hagan de Chile un país más justo, las esperanzas de muchos se han visto desdibujadas por intereses particulares y por una evidente debilidad en los diseños de política pública.

Sc

La implementación de políticas con Enfoque de Derechos, procesos que necesariamente requerían convicción, excelencia, transparencia y voluntad política de todos los sectores, no han seguido derroteros claros.
Asimismo, las instituciones plantearon su inquietud respecto de algunas materias fundamentales:

  • En el marco de la exigencia de elaborar una nueva Política de Superación de Pobreza, se requiere una revisión profunda de los programas, estrategias y formas de focalización social. El Gobierno ha señalado que, a partir de enero, comenzará a aplicar un cambio de lo que se conoce como Ficha de Protección Social hacia un sistema con información proveniente de registros administrativos. Esto es positivo, no obstante, quedan pendientes varias preguntas sobre su implementación y efectos, y la necesidad de que este sistema no quede aislado del resto de las políticas sociales y solo sirva para “ordenar la fila” en los programas de subsidios.
  • Dado que la participación es un requisito para la superación de la pobreza, resultan preocupantes las serias deficiencias normativas, presupuestarias e institucionales de la Ley 20.500 sobre participación ciudadana.
  • La medición de la pobreza aún está incompleta. Frente al importante avance en la actualización de la metodología de medición de la línea de la pobreza por ingresos y la estimación de pobreza multidimensional, las organizaciones plantean que es necesario agregar indicadores de calidad de la educación a la pobreza multidimensional, así como la dimensión “Entorno y redes”, cuya incorporación ya está contemplada. Tampoco el país cuenta con una nueva institucionalidad para medir la pobreza en Chile ni con la imprescindible modernización del INE.
  • Sobre coordinación de la política: el sistema de protección social no ha sido capaz de articular la acción sectorial que el Estado realiza en vivienda, salud, educación, trabajo, participación e ingresos. Pese a la existencia del Chile Solidario, el Seguridades y Oportunidades, y el Chile Crece Contigo, la política orientada a la pobreza sigue presentándose muy compartimentalizada, segmentada, sin lógica territorial ni comunitaria, afectando particularmente a la infancia, adultos mayores, población migrante y con discapacidad.
    “Recordemos de que las situaciones de pobreza no hace otra cosa que transparentar la vulneración de un conjunto de derechos, de lo que se trata es de que tomemos la responsabilidad de que cautelarlos, promoverlos y garantizarlos es una responsabilidad colectiva, del Estado y el conjunto de la sociedad”, indico el presidente de Fusupo.

Déjanos tu comentario