Menú

Proyecto de Inclusión Laboral para PcD: Otra promesa incumplida

¡Basta ya de jugar con las personas!!, los compromisos adquiridos se deben de cumplir oportunamente, máxime si se compromete la fe pública. Al parecer, la auto tutela, representada en una manifestación social es lo que remece a nuestras autoridades, lamentablemente nuestros parlamentarios no logran dimensionar o empatizar con las PcD o sus familias que piden igualdad de oportunidades para ellos.

Por Ximena Flores, Miradas Compartidas
Ximena Flores O, periodista experta en inclusión

Un diario titulaba “Discapacidad: Gobierno desecha proyecto” haciendo alusión a que el Ejecutivo desechó el envío del Proyecto de Ley que regula la Inclusión Laboral para Personas con Discapacidad (PcD), anunciado no solamente el 21 de mayo por la Mandataria, sino que fue reiterado y publicitado hace unas semanas atrás, en la ceremonia realizada en el Palacio de La Moneda para la entrega de la Propuesta de la Comisión Asesora Presidencial del Plan Nacional sobre Inclusión Social de PcD.

Lo relevante de este titular y de la misma publicación que se replicó en otros medios es que además de incurrir en un error por falta de información, la noticia tiende a confundir y no se centra, en lo que a mi juicio es lo más importante. El Ejecutivo no “desechó” este Proyecto de Ley, sino que sólo cambió la técnica legislativa pues ya no se enviará un proyecto tal como originalmente se había estado anunciando, sino que se hará a través de indicaciones sustitutivas. El hecho manifiesto es que dicho documento NO tiene ninguna urgencia, de acuerdo a lo publicado por la Comisión de Trabajo del Senado.

A mayor indicación, se agrega que se sigue discutiendo el porcentaje de la Ley de Cuotas para las PcD de las empresas que las contraten en un bajísimo 2%. Existen estudios comparados con legislaciones extranjeras, las cuales pueden ser aplicadas a nuestra realidad, ejemplos de buenas prácticas etc., pero nada de aquello es suficiente para que el Ejecutivo ente colegislador, envíe un proyecto bien elaborado, con el aporte de distintas organizaciones de la sociedad civil y además, con las indicaciones de los Ministerios de Desarrollo Social y del Trabajo, respectivamente.

Simplemente una lástima y una vergüenza que nuestro país no logre tomar conciencia que la palabra “INCLUSIÓN” requiere de mucho más que una ceremonia oficial en el Salón Montt Varas, con autoridades de Gobierno y de todos los sectores de la sociedad civil. Se requiere además, de convicción y voluntad política, de recursos y de un trabajo intersectorial que se ha venido realizando desde hace mucho tiempo, no obstante, a la hora de presentar los documentos en el Congreso, nada de ese trabajo realizado por expertos se ve reflejado en el resultado de ambos poderes del Estado.

¡Basta ya de jugar con las personas!!, los compromisos adquiridos se deben de cumplir oportunamente, máxime si se compromete la fe pública. Al parecer, la auto tutela, representada en una manifestación social es lo que remece a nuestras autoridades, lamentablemente nuestros parlamentarios no logran dimensionar o empatizar con las PcD o sus familias que piden igualdad de oportunidades para ellos.

Déjanos tu comentario