Educación: Menos NO, más SÍ

foto columna interior
Liliana Fernández Villalobos, gerente de Educación, Fundación Mustakis

Los resultados del Estudio Nacional de Opinión Pública 2014 realizado por el Centro de Estudios Públicos indican un aumento significativo y constante, en los últimos cuatro períodos presidenciales, de la importancia que damos como sociedad a la educación. Si confrontamos esta realidad con los resultados que deberíamos tener en este ámbito para convertirnos en un país desarrollado, estamos frente a una reforma educacional necesaria y con alto consenso social. Recuerdo haber visto en las redes sociales una foto de los mismos hinchas japoneses limpiando el estadio luego de una derrota en el último mundial de fútbol, muchos se reían, pero se hace muy patente la diferencia entre la educación de esta nación y lo que estamos entregando a nuestros niños en Chile hoy. Nos falta mucho para entender el bienestar de todos como una responsabilidad compartida, aunque al parecer, entendemos que el camino es una mejor educación.

Realizar una reforma educacional en este contexto es una oportunidad, pero lo que sabemos en concreto de ella es poco. Tiene como banderas el no al lucro, no a la selección, no al copago. Estas propuestas explicitan lo que no se quiere, pero no permiten visualizar un sueño compartido para el futuro de Chile.

Los resultados de la encuesta CEP nos dicen que no hay un entendimiento consensuado frente a estos planteamientos. Por ejemplo, respecto a lo que se entiende por lucro, un 24% dice que es la ganancia que perjudica a la educación; un 29% que es ganancia excesiva y un 39% ganancia de los dueños. Asimismo, un 49% de los encuestados dice que les parece bien que los colegios particulares subvencionados generen ganancias a sus dueños mientras los padres estén informados y el nivel educacional sea bueno; un 63% está a favor de que el Estado entregue recursos a los colegios particulares subvencionados; un 52% está de acuerdo con que los padres puedan complementar dicho subsidio, y un 51% prefiere un sistema que combine escuelas públicas con establecimientos particulares subvencionados con tal que haya libertad de elección.

Hay voces que dicen que las preguntas del estudio están mal hechas y que predisponen los resultados. Sin embargo, en una sociedad donde más de la mitad de la educación es particular subvencionada hay cierta inclinación de los padres por proteger este tipo de educación (aunque si miramos los resultados, la mayoría de los encuestados tiene a sus hijos en escuelas o liceos municipales), y aun así la principal conclusión de estos datos es una preferencia por un sistema combinado en que familia y Estado aporten. La conclusión es que éste no es el nudo de la educación hoy en nuestro país. El Ministro Eyzaguirre dice que con los impuestos todos aportaremos a la educación a través del Estado, pero desconocemos a qué tipo de educación estaremos contribuyendo.

La encuesta muestra también que los padres piden a la educación primordialmente calidad en lo académico, valores y disciplina. Los países desarrollados tal como demuestra el ejemplo de los hinchas japoneses están en eso. En este sentido, la reforma educacional chilena debe comenzar por la calidad y traducir los “no” en propuestas concretas que refuercen los aprendizajes, las habilidades transversales como el trabajo en equipo, la empatía, la comunicación, y especialmente valores como la generosidad, el respeto, el esfuerzo, y la alegría.

Las propuestas deberían ser sí a la educación de calidad para todos, sí al aporte de todos para que esa educación sea una realidad, sí a la inclusión, integración y a la diversidad. Este es el sueño que queremos para nuestros niños y jóvenes y que debe inspirar el trabajo diario de expertos y políticos, pero por sobre todo de profesores y familias.

0 respuestas a “Educación: Menos NO, más SÍ”

  1. Esas pequeñas transformaciones son solo la punta del iceberg, para la gran reforma que se requiere, recomiendo leer «Cambio de Rumbo» de Mario Waissbluth… con el se entiende el total de esta gran reforma, solo espero que pueda ver algo de ella… saludos Mustakos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *