Menú

Urbanismo Social: “La convivencia en el barrio es una preocupación constante para las comunidades”

Con el apoyo del fondo Chile de Todos y Todas del Ministerio de Desarrollo Social, la Fundación Urbanismo Social ideó un programa que busca prevenir el deterioro de los nuevos barrios de vivienda social, fortaleciendo los vínculos de sus comunidades.

Gratas impresiones dejó el lanzamiento del programa “Aprendiendo a vivir en comunidad” en los vecinos del barrio Villa Verde de Constitución, realizado la semana pasada. La comunidad se mostró entusiasmada y expectantes por la capacitación y actividades que se implementarán, que los ayudarán en las relaciones, la convivencia y, en general, a vivir mejor cotidianamente.

Y es que una de las principales preocupaciones a la hora de vivir en comunidad después de obtener una vivienda propia es la relación con los vecinos “Una cosa es planificar esa convivencia, mediante el Reglamento de Copropiedad, cuando se está esperando la casa propia y, otra muy distinta, es tener que efectivamente vivir con personas distintas a uno, en el barrio, todos los días” explicó Pía Soto, Directora del Área de Gestión Barrios de la Fundación Urbanismo Social, “a convivencia en el barrio es una preocupación constante para los vecinosl”, dijo.

La institución ideó el proyecto en base a su experiencia de trabajo en nuevos barrios de vivienda social, ya que han visto los desafíos que propone la densidad a la vida en los condominios o barrios “Cuando llegan al barrio tienen que ajustar los horarios, el uso de los estacionamientos, cómo hacerse cargo de las mascotas, de la basura, de organizar los gastos comunes, muchas cosas que requieren organización y participación constante”, agregó Soto.

Así, la idea del programa es entregar herramientas para mejorar la convivencia, a través de la aplicación práctica de la Ley de Copropiedad, el fortalecimiento de los Comités de Administración y de sus dirigentes, quienes participarán en diversas capacitaciones. Se les asesorará en materia jurídica y social, y en la reformulación participativa de los reglamentos internos, ajustándolos a la dinámica actual de los barrios, de manera participativa.

“Urbanismo Social busca promover la creación de vínculos de confianza y dinámicas de buena convivencia en los barrios” explicó Francisca Araya, Coordinadora Social de la fundación en la región. En este contexto, no todo es capacitación. En el lanzamiento hubo tiempo para el relajo y el deporte. La Zumbatón convocó a los vecinos a disfrutar y bailar al ritmo de la música, los más pequeños quedaron fascinados con el exitoso torneo de fútbol, mientras los adultos mayores conversaron sobre el aporte de su experiencia para el barrio.

Déjanos tu comentario